Archivo del sitio

“No toquéis, dijo, a mis ungidos, Ni hagáis mal a mis profetas.” “¿Quién extenderá su mano contra el ungido de Jehová, y será inocente?”

Los ungidos tienen un lugar especial ante los ojos de Dios y también tienen la protección de Dios por el poder del Espíritu de Dios.

“Entonces el Espíritu de Jehová vendrá sobre ti con poder… porque Dios está contigo…el Espíritu de Dios vino sobre él con poder”

(1 Samuel 10:1, 6-10) “1 Tomando entonces Samuel una redoma de aceite, la derramó sobre su cabeza, y lo besó, y le dijo: ¿No te ha ungido Jehová por príncipe sobre su pueblo Israel?
6 Entonces el Espíritu de Jehová vendrá sobre ti con poder, y profetizarás con ellos, y serás mudado en otro hombre. 7 Y cuando te hayan sucedido estas señales, haz lo que te viniere a la mano, porque Dios está contigo.
8 Luego bajarás delante de mí a Gilgal; entonces descenderé yo a ti para ofrecer holocaustos y sacrificar ofrendas de paz. Espera siete días, hasta que yo venga a ti y te enseñe lo que has de hacer.
9 Aconteció luego, que al volver él la espalda para apartarse de Samuel, le mudó Dios su corazón; y todas estas señales acontecieron en aquel día.
10 Y cuando llegaron allá al collado, he aquí la compañía de los profetas que venía a encontrarse con él; y el Espíritu de Dios vino sobre él con poder, y profetizó entre ellos.“

(1 Samuel 16:1-13) Samuel unge a David
“13 Y Samuel tomó el cuerno del aceite, y lo ungió en medio de sus hermanos; y desde aquel día en adelante el Espíritu de Jehová vino sobre David. Se levantó luego Samuel, y se volvió a Ramá.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Los que levantan sus manos contra los ungidos de Dios no serán inocentes y son dignos de muerte.

(1 Samuel 24:6, 10) “6 Y dijo a sus hombres: Jehová me guarde de hacer tal cosa contra mi señor, el ungido de Jehová, que yo extienda mi mano contra él; porque es el ungido de Jehová.
10 He aquí han visto hoy tus ojos cómo Jehová te ha puesto hoy en mis manos en la cueva; y me dijeron que te matase, pero te perdoné, porque dije: No extenderé mi mano contra mi señor, porque es el ungido de Jehová.”

(1 Samuel 26:9, 16, 23) “9 Y David respondió a Abisai: No le mates; porque
¿quién extenderá su mano contra el ungido de Jehová, y será inocente?”
16 Esto que has hecho no está bien. Vive Jehová, que sois dignos de muerte, porque no habéis guardado a vuestro señor, al ungido de Jehová. Mira pues, ahora, dónde está la lanza del rey, y la vasija de agua que estaba a su cabecera.”
23 Y Jehová pague a cada uno su justicia y su lealtad;
pues Jehová te había entregado hoy en mi mano, mas yo no quise extender mi mano contra el ungido de Jehová.”

(2 Samuel 19:21) “Respondió Abisai hijo de Sarvia y dijo: ¿No ha de morir por esto Simei, que maldijo al ungido de Jehová?”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"No toquéis, dijo, a mis ungidos, Ni hagáis mal a mis profetas."

(1 Crónicas 16:8-23)
"8 Alabad a Jehová, invocad su nombre, Dad a conocer en los pueblos sus obras.
9 Cantad a él, cantadle salmos; Hablad de todas sus maravillas.
10 Gloriaos en su santo nombre; Alégrese el corazón de los que buscan a Jehová.
11 Buscad a Jehová y su poder; Buscad su rostro continuamente.
12 Haced memoria de las maravillas que ha hecho, De sus prodigios, y de los juicios de su boca,
13 Oh vosotros, hijos de Israel su siervo, Hijos de Jacob, sus escogidos.
14 Jehová, él es nuestro Dios; Sus juicios están en toda la tierra.
15 El hace memoria de su pacto perpetuamente, Y de la palabra que él mandó para mil generaciones;
16 Del pacto que concertó con Abraham, Y de su juramento a Isaac;
17 El cual confirmó a Jacob por estatuto, Y a Israel por pacto sempiterno,
18 Diciendo: A ti daré la tierra de Canaán, Porción de tu heredad.
19 Cuando ellos eran pocos en número, Pocos y forasteros en ella,
20 Y andaban de nación en nación, Y de un reino a otro pueblo,
21 No permitió que nadie los oprimiese; Antes por amor de ellos castigó a los reyes.
22 No toquéis, dijo, a mis ungidos, Ni hagáis mal a mis profetas.
23 Cantad a Jehová toda la tierra, Proclamad de día en día su salvación."

(Salmos 105:1-15) Maravillas de Jehová a favor de Israel
"1 Alabad a Jehová, invocad su nombre; Dad a conocer sus obras en los pueblos.
2 Cantadle, cantadle salmos; Hablad de todas sus maravillas.
3 Gloriaos en su santo nombre; Alégrese el corazón de los que buscan a Jehová.
4 Buscad a Jehová y su poder; Buscad siempre su rostro.
5 Acordaos de las maravillas que él ha hecho, De sus prodigios y de los juicios de su boca,
6 Oh vosotros, descendencia de Abraham su siervo, Hijos de Jacob, sus escogidos.
7 El es Jehová nuestro Dios; En toda la tierra están sus juicios.
8 Se acordó para siempre de su pacto; De la palabra que mandó para mil generaciones,
9 La cual concertó con Abraham, Y de su juramento a Isaac.
10 La estableció a Jacob por decreto, A Israel por pacto sempiterno,
11 Diciendo: A ti te daré la tierra de Canaán Como porción de vuestra heredad.
12 Cuando ellos eran pocos en número, Y forasteros en ella,
13 Y andaban de nación en nación, De un reino a otro pueblo,
14 No consintió que nadie los agraviase, Y por causa de ellos castigó a los reyes.
15 No toquéis, dijo, a mis ungidos, Ni hagáis mal a mis profetas."

Anuncios