Archivo del sitio

Voz de Jehová que derrama llamas de fuego.

Dios mora en el monte de Sion. En este monte de Sion Dios limpiara la sangre de Sus siervos.

El verdadero templo de Dios está en el monte de Sion en Jerusalén la celestial.

El templo de Dios son los hombres despertados y nacidos de nuevo en el Espíritu Santo.

Desde el templo Dios dará Su potente voz.

Al sonido de la séptima trompeta, cuando los reinos del mundo han venido a ser de Dios y de Su Cristo, el Señor Dios Todopoderoso ha tomado Su gran poder y ha reinado; y Su ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos.

Voz de Jehová que derrama llamas de fuego.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Dios mora en el monte de Sion. En este monte de Sion Dios limpiará la sangre de Sus siervos.

(Joel 3:17-18, 20-21) “17 Y conoceréis que yo soy Jehová vuestro Dios, que habito en Sion, mi santo monte; y Jerusalén será santa, y extraños no pasarán más por ella.
18 Sucederá en aquel tiempo, que los montes destilarán mosto, y los collados fluirán leche, y por todos los arroyos de Judá correrán aguas; y saldrá una fuente de la casa de Jehová, y regará el valle de Sitim.
20 Pero Judá será habitada para siempre, y Jerusalén por generación y generación.
21 Y limpiaré la sangre de los que no había limpiado; y Jehová morará en Sion.”

(Isaías 4:3-4) “3 Y acontecerá que el que quedare en Sion, y el que fuere dejado en Jerusalén, será llamado santo; todos los que en Jerusalén estén registrados entre los vivientes, 4 cuando el Señor lave las inmundicias de las hijas de Sion, y limpie la sangre de Jerusalén de en medio de ella, con espíritu de juicio y con espíritu de devastación.”

(Isaías 33:5) “Será exaltado Jehová, el cual mora en las alturas; llenó a Sion de juicio y de justicia.”

(Salmos 76:2-3) “2 En Salem está su tabernáculo, Y su habitación en Sion.
3 Allí quebró las saetas del arco, El escudo, la espada y las armas de guerra.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El verdadero templo de Dios está en el monte de Sion en Jerusalén la celestial.

Dios el Padre designó a Su Renuevo edificar nuevo templo en el monte de Sion en la nueva ciudad Jerusalén.

(Isaías 44:28) "que dice de Ciro: Es mi pastor, y cumplirá todo lo que yo quiero, al decir a Jerusalén: Serás edificada;
y al templo: Serás fundado."

(Jeremías 30:18) "Así ha dicho Jehová: He aquí yo hago volver los cautivos de las tiendas de Jacob, y de sus tiendas tendré misericordia, y la ciudad será edificada sobre su colina, y el templo será asentado según su forma."

(Zacarías 6:12-13) “12 Y le hablarás, diciendo: Así ha hablado Jehová de los ejércitos, diciendo: He aquí el varón cuyo nombre es el Renuevo, el cual brotará de sus raíces, y edificará el templo de Jehová.
13 El edificará el templo de Jehová, y él llevará gloria, y se sentará y dominará en su trono,
y habrá sacerdote a su lado; y consejo de paz habrá entre ambos.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Los redimidos, limpiados con la sangre del Cordero, Le ayudarán a edificar el templo.

(Zacarías 6:15) “15 Y los que están lejos vendrán y ayudarán a edificar el templo de Jehová,
y conoceréis que Jehová de los ejércitos me ha enviado a vosotros. Y esto sucederá si oyereis obedientes la voz de Jehová vuestro Dios.”

(Zacarías 8:8-9) “8 y los traeré, y habitarán en medio de Jerusalén; y me serán por pueblo, y yo seré a ellos por Dios en verdad y en justicia.
9 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Esfuércense vuestras manos, los que oís en estos días estas palabras de la boca de los profetas, desde el día que se echó el cimiento a la casa de Jehová de los ejércitos, para edificar el templo.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El templo de Dios son los hombres despertados y nacidos de nuevo en el Espíritu Santo.

(Apocalipsis 21:22) “Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Somos templo del Espíritu Santo de Dios viviente.

(1 Corintios 3:16-17) "16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?
17 Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es."

(1 Corintios 6:19) "19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?"

(2 Corintios 6:16) “16 ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo.”

(Efesios 2:19-22) "19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,
20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo,
21 en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor;
22 en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Desde el templo Dios dará Su potente voz.

La voz de la venganza del templo de Jerusalén Celestial. Jehová rugirá desde Sion, y dará su voz desde Jerusalén.

(Salmos 68:32-34) "32 Reinos de la tierra, cantad a Dios, Cantad al Señor;
33 Al que cabalga sobre los cielos de los cielos, que son desde la antigüedad; He aquí dará su voz, poderosa voz.
34 Atribuid poder a Dios; Sobre Israel es su magnificencia, Y su poder está en los cielos."

(Amós 1:2) “2 Dijo: Jehová rugirá desde Sion, y dará su voz desde Jerusalén,
y los campos de los pastores se enlutarán, y se secará la cumbre del Carmelo.”

(Joel 3:16) "Y Jehová rugirá desde Sion, y dará su voz desde Jerusalén, y temblarán los cielos y la tierra; pero Jehová será la esperanza de su pueblo, y la fortaleza de los hijos de Israel."

(Jeremías 25:30-31) “30 Tú, pues, profetizarás contra ellos todas estas palabras y les dirás: Jehová rugirá desde lo alto, y desde su morada santa dará su voz; rugirá fuertemente contra su morada; canción de lagareros cantará contra todos los moradores de la tierra.
31 Llegará el estruendo hasta el fin de la tierra, porque Jehová tiene juicio contra las naciones; él es el Juez de toda carne;
entregará los impíos a espada, dice Jehová."

(Jeremías 50:28) “Voz de los que huyen y escapan de la tierra de Babilonia, para dar en Sion las nuevas de la retribución de Jehová nuestro Dios, de la venganza de su templo.”

(Isaías 66:6) “Voz de alboroto de la ciudad, voz del templo, voz de Jehová que da el pago a sus enemigos.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Al sonido de la séptima trompeta, cuando los reinos del mundo han venido a ser de Dios y de Su Cristo, el Señor Dios Todopoderoso ha tomado Su gran poder y ha reinado; y Su ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos.

(Éxodo 19:16) “16 Aconteció que al tercer día, cuando vino la mañana, vinieron truenos y relámpagos,
y espesa nube sobre el monte, y sonido de bocina muy fuerte; y se estremeció todo el pueblo que estaba en el campamento.”

Así con la voz que salía del templo, sucedido un gran temblor en los cielos y la tierra, comenzó la venganza y el juicio.

(Joel 3:16) “16 Y Jehová rugirá desde Sion, y dará su voz desde Jerusalén, y temblarán los cielos y la tierra;
pero Jehová será la esperanza de su pueblo, y la fortaleza de los hijos de Israel.”

"y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra."

(Apocalipsis 11:15-19) La séptima trompeta
“15 El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían:
Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.
16 Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, 17 diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado. 18 Y se airaron las naciones,
y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos,
y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes,
y de destruir a los que destruyen la tierra.
19 Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo.
Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo.”

(Apocalipsis 14:7) "diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado;
y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas."

(Apocalipsis 18:9-14) "9 Y los reyes de la tierra que han fornicado con ella, y con ella han vivido en deleites, llorarán y harán lamentación sobre ella, cuando vean el humo de su incendio, 10 parándose lejos por el temor de su tormento, diciendo: !!Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una hora vino tu juicio!
11 Y los mercaderes de la tierra lloran y hacen lamentación sobre ella, porque ninguno compra más sus mercaderías; 12 mercadería de oro, de plata, de piedras preciosas, de perlas, de lino fino, de púrpura, de seda, de escarlata, de toda madera olorosa, de todo objeto de marfil, de todo objeto de madera preciosa, de cobre, de hierro y de mármol; 13 y canela, especias aromáticas, incienso, mirra, olíbano, vino, aceite, flor de harina, trigo, bestias, ovejas, caballos y carros, y esclavos, almas de hombres.
14 Los frutos codiciados por tu alma se apartaron de ti, y todas las cosas exquisitas y espléndidas te han faltado, y nunca más las hallarás."

Las siete copas de la ira de Dios.

(Apocalipsis 16:1, 17-18, 21)
“1 Oí una gran voz que decía desde el templo a los siete ángeles: Id y derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios.
17 El séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está.
18 Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra.
21 Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La voz de Dios de en medio del fuego.

Escudriñando las Sagradas Escrituras encontramos que en los tiempos antiguos Dios hablaba de en medio del fuego físico.

"Cara a cara habló Jehová con vosotros en el monte de en medio del fuego."

(Deuteronomio 4:10-12) "10 El día que estuviste delante de Jehová tu Dios en Horeb, cuando Jehová me dijo: Reúneme el pueblo, para que yo les haga oír mis palabras, las cuales aprenderán, para temerme todos los días que vivieren sobre la tierra, y las enseñarán a sus hijos;
11 y os acercasteis y os pusisteis al pie del monte; y el monte ardía en fuego hasta en medio de los cielos con tinieblas, nube y oscuridad;
12 y habló Jehová con vosotros de en medio del fuego; oísteis la voz de sus palabras, mas a excepción de oír la voz, ninguna figura visteis."

(Deuteronomio 4:33-36) "33 ¿Ha oído pueblo alguno la voz de Dios, hablando de en medio del fuego, como tú la has oído, sin perecer?
34 ¿O ha intentado Dios venir a tomar para sí una nación de en medio de otra nación, con pruebas, con señales, con milagros y con guerra, y mano poderosa y brazo extendido, y hechos aterradores como todo lo que hizo con vosotros Jehová vuestro Dios en Egipto ante tus ojos?
35 A ti te fue mostrado, para que supieses que Jehová es Dios, y no hay otro fuera de él.
36 Desde los cielos te hizo oír su voz, para enseñarte; y sobre la tierra te mostró su gran fuego, y has oído sus palabras de en medio del fuego."

(Deuteronomio 5:4) "Cara a cara habló Jehová con vosotros en el monte de en medio del fuego."

(Deuteronomio 5:22-26) El terror del pueblo (Ex. 20.18-26)
"22 Estas palabras habló Jehová a toda vuestra congregación en el monte, de en medio del fuego, de la nube y de la oscuridad, a gran voz; y no añadió más. Y las escribió en dos tablas de piedra, las cuales me dio a mí.
23 Y aconteció que cuando vosotros oísteis la voz de en medio de las tinieblas, y visteis al monte que ardía en fuego, vinisteis a mí, todos los príncipes de vuestras tribus, y vuestros ancianos,
24 y dijisteis: He aquí Jehová nuestro Dios nos ha mostrado su gloria y su grandeza, y hemos oído su voz de en medio del fuego; hoy hemos visto que Jehová habla al hombre, y éste aún vive.
25 Ahora, pues, ¿por qué vamos a morir? Porque este gran fuego nos consumirá; si oyéremos otra vez la voz de Jehová nuestro Dios, moriremos.
26 Porque ¿qué es el hombre, para que oiga la voz del Dios viviente que habla de en medio del fuego, como nosotros la oímos, y aún viva?"

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La voz de la ira de Dios se está cumpliendo por medio de fuego.

Voz de Jehová que derrama llamas de fuego.

(Salmos 18:13-14) "13 Tronó en los cielos Jehová, Y el Altísimo dio su voz; Granizo y carbones de fuego.
14 Envió sus saetas, y los dispersó; Lanzó relámpagos, y los destruyó."

(Salmos 29:7) "7 Voz de Jehová que derrama llamas de fuego;"

(Isaías 30:27-31) "27 He aquí que el nombre de Jehová viene de lejos; su rostro encendido, y con llamas de fuego devorador; sus labios llenos de ira, y su lengua como fuego que consume.
28 Su aliento, cual torrente que inunda; llegará hasta el cuello, para zarandear a las naciones con criba de destrucción; y el freno estará en las quijadas de los pueblos, haciéndoles errar.
29 Vosotros tendréis cántico como de noche en que se celebra pascua, y alegría de corazón, como el que va con flauta para venir al monte de Jehová, al Fuerte de Israel.
30 Y Jehová hará oír su potente voz, y hará ver el descenso de su brazo, con furor de rostro y llama de fuego consumidor, con torbellino, tempestad y piedra de granizo.
31 Porque Asiria que hirió con vara, con la voz de Jehová será quebrantada."

(Salmos 18:7-14) "7 La tierra fue conmovida y tembló; Se conmovieron los cimientos de los montes,
Y se estremecieron, porque se indignó él.
8 Humo subió de su nariz, Y de su boca fuego consumidor; Carbones fueron por él encendidos.
9 Inclinó los cielos, y descendió; Y había densas tinieblas debajo de sus pies.
10 Cabalgó sobre un querubín, y voló; Voló sobre las alas del viento.
11 Puso tinieblas por su escondedero, por cortina suya alrededor de sí; Oscuridad de aguas, nubes de los cielos.
12 Por el resplandor de su presencia, sus nubes pasaron; Granizo y carbones ardientes.
13 Tronó en los cielos Jehová, Y el Altísimo dio su voz; Granizo y carbones de fuego.
14 Envió sus saetas, y los dispersó; Lanzó relámpagos, y los destruyó."

(2 Samuel 22:8-15) "8 La tierra fue conmovida, y tembló, Y se conmovieron los cimientos de los cielos;
Se estremecieron, porque se indignó él.
9 Humo subió de su nariz, Y de su boca fuego consumidor; Carbones fueron por él encendidos.
10 E inclinó los cielos, y descendió; Y había tinieblas debajo de sus pies.
11 Y cabalgó sobre un querubín, y voló; Voló sobre las alas del viento.
12 Puso tinieblas por su escondedero alrededor de sí; Oscuridad de aguas y densas nubes.
13 Por el resplandor de su presencia se encendieron carbones ardientes.
14 Y tronó desde los cielos Jehová, Y el Altísimo dio su voz;
15 Envió sus saetas, y los dispersó; Y lanzó relámpagos, y los destruyó."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

“Yo os juntaré y soplaré sobre vosotros en el fuego de mi furor, y en medio de él seréis fundidos.”

(Ezequiel 22:18-21) “18 Hijo de hombre, la casa de Israel se me ha convertido en escoria; todos ellos son bronce y estaño y hierro y plomo en medio del horno; y en escorias de plata se convirtieron.
19 Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor:
Por cuanto todos vosotros os habéis convertido en escorias, por tanto, he aquí que yo os reuniré en medio de Jerusalén.
20 Como quien junta plata y bronce y hierro y plomo y estaño en medio del horno, para encender fuego en él para fundirlos, así os juntaré en mi furor y en mi ira, y os pondré allí, y os fundiré.
21 Yo os juntaré y soplaré sobre vosotros en el fuego de mi furor, y en medio de él seréis fundidos.”

(Apocalipsis 20:9) “9 Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada;
y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió.”

(Isaías 26:11) “11 Jehová, tu mano está alzada, pero ellos no ven; verán al fin, y se avergonzarán los que envidian a tu pueblo; y a tus enemigos fuego los consumirá.”

(Isaías 33:12) “12 Y los pueblos serán como cal quemada; como espinos cortados serán quemados con fuego.”

(Hebreos 10:27) “27 sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.”

Todos aquellos contra los cuales salía su voz, se fundían al oírle, como se funde la cera cuando se la acerca al fuego.

(Salmos 68:1-2) El Dios del Sinaí y del santuario
“1 Levántese Dios, sean esparcidos sus enemigos, Y huyan de su presencia los que le aborrecen.
2 Como es lanzado el humo, los lanzarás; Como se derrite la cera delante del fuego, Así perecerán los impíos delante de Dios.”

(Apocalipsis de Esdras. Capitulo XIII)
1. Después de siete días, durante la noche, tuve un sueño.
2. Vi un gran viento que salía del mar, cuyas olas fueron agitadas.
3. Vi que este viento salía del mar bajo la apariencia de un hombre: este hombre se puso a volar con las nubes de los cielos; por todas partes hacia donde dirigía su cara y miraba, todo lo que estaba ante él, se iba.
4. Todos aquellos contra los cuales salía su voz, se fundían al oírle, como se funde la cera cuando se la acerca al fuego.
5. Luego, vi una masa innumerable de hombres que se reunían a los cuatro vientos del cielo para combatir al hombre que había salido del mar.
6. Entonces se construyo una gran montaña sobre la que voló.
7. Intenté averiguar de dónde había construido esta montaña, pero no pude.
8. Entonces, todos aquellos que estaban reunidos para hacerle la guerra sintieron un gran miedo, pero osaron combatir contra él
9. Luego, cuando le atacaron y marcharon contra él, no levantó la mano en contra de ellos, ni la espada, ni ninguna arma. 10. Pero de su boca salió una ola de fuego, de sus labios una llama y de su lengua ardientes carbones como un torbellino; todo se mezcló: estas olas de fuego, estos carbones ardientes y fue como una tempestad.
11. Descendió contra la multitud de aquellos que le habían atacado para matarle, y los consumió a todos, de modo que nada quedó de ellos, excepto el polvo de sus cenizas y el humo de su incendio. Entonces me fijé.
12. Después de esto, vi a un hombre bajar de esta montaña y llamar a él a muchos hombres pacíficos.
13. Muchos vinieron a él, entre los que había felices, otros, encadenados.
Como estaba muy alterado, me desperté y recé al Altísimo en estos términos: 14. Antes mostraste tu gloria a tu servidor y me concediste el escuchar mi plegaria. 15. Explícame ahora el significado de este sueño.
16. Pues, según pienso,
¡ay de aquellos que existen en estos días y más aún de aquellos que no existen!
17. Están tristes, ignorando lo que le está reservado para los últimos días, lo que aún no les ha ocurrido.
18. Y ¡(Hay) de aquellos que existen, pues ya lo saben! 19. Por culpa de esto, ¡Ay de ellos!, pues padecerán grandes dolores y grandes tormentos, según lo que he visto en este sueño.
20. Pero más vale sufrir y llegar a esto que pasar por este mundo como las nubes y no saber que acaecerá al final.
21. Me respondió: Te explicaré el significado de tu sueño; te explicaré lo que me has dicho.
22. En lo que se refiere a aquellos que quedarán y que subsistirán, he aquí la explicación.
23. Los que verán esta aflicción en aquellos días, los guardaré (como) a aquellos que haya alcanzado esta aflicción, que tendrán buenas obras y fe en el Altísimo y el Poderosísimo.
24. Has de saber que estos vivos serán mucho más felices que los muertos,
25. He aquí la explicación de tu sueño: EI hombre que has visto salir del mar,
26. Es aquel que el Altísimo ha guardado durante mucho tiempo, a fin de liberar por él al mundo;
es él quien dará la ley a los supervivientes.
27. EI fuego, las llamas, los carbones que has visto salir de su boca como un torbellino;
28. Aquel que sin levantar la espada, ni ningún otro arma, ha exterminado a la masa de aquellos que le atacaban y venían para matarle,
he aquí su explicación:
29. Vendrán días en los que el Altísimo liberará a aquellos que están sobre la tierra.
30. Los habitantes de la tierra tendrán un gran pavor; entonces decidirán
31. Hacerse la guerra los unos a los otros, ciudad contra ciudad, país contra país, pueblo contra pueblo, reino contra reino.
32. Cuando esto tenga lugar y lleguen los signos que te he mostrado antes, en ese momento, aparecerá este hombre.
33. Cuando todos los pueblos oigan su voz, cada uno de ellos abandonara su país y las guerras en las que están.
34. Se reunirán en una masa innumerable y como has visto, querrán combatirle.
35. EI se mantendrá en la cima de la montaña de Sión.
36. Sión vendrá y aparecerá, preparada y fortificada como has visto esta montaña.
37. Es el Hijo que le reprochará al pueblo los pecados de aquellos que eran como un torbellino; amontonará ante ellos sus malas acciones y el grave castigo que infligirá
38. Y los destruirá a todos sin esfuerzo, por medio de la ley, y esto es como el fuego.”

Anuncios