La Ley y las Palabras de la boca del Omnipotente son el fuego que juzga y destruye.

1. La Ley que fue escrita en dos tablas de piedra con el dedo de Dios, que es el Espíritu Santo, y traída por mano de Moisés.

2. La Ley traída por el Señor Jesucristo por medio del Espíritu Santo.

3. Juicio de Jehová sobre todos los moradores de la tierra con fuego y con espada.

4. El fuego y la espada; ¿de qué se trata?

5. El Espíritu, la poderosa arma de Dios.

6. La Ley y la Palabra traídos por el Señor Jesucristo juzgan a todos los hombres. Para algunos la Ley y la Palabra serán para la purificación y la salvación y para otros para la destrucción.

7. El Verbo de Dios. La Ley y las palabras de Dios por la boca del Señor Jesucristo.

8. Los que son bautizados por el Espíritu Santo de Dios y sellados con la Ley espiritual en el corazón son salvados. Ellos mismos juzgan al mundo.

9. Faraón, que es “como el dragón en los mares” o “el príncipe de este mundo” y toda su multitud, que son los hombres impíos, serán juzgados y castigados con la Espada que es la Santa Palabra de Dios y con la Ley de fuego que nunca apagara.
El furor de la espada homicida; esta es la espada de la gran matanza que traspasará a los impíos y a los pecadores.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1. La Ley que fue escrita en dos tablas de piedra con el dedo de Dios, que es el Espíritu Santo, y traída por mano de Moisés.

(Éxodo 31:18) "Y dio a Moisés, cuando acabó de hablar con él en el monte de Sinaí, dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios."

(Deuteronomio 5:22) "Estas palabras habló Jehová a toda vuestra congregación en el monte, de en medio del fuego, de la nube y de la oscuridad, a gran voz; y no añadió más. Y las escribió en dos tablas de piedra, las cuales me dio a mí."

(Deuteronomio 9:10-11) "10 y me dio Jehová las dos tablas de piedra escritas con el dedo de Dios; y en ellas estaba escrito según todas las palabras que os habló Jehová en el monte, de en medio del fuego, el día de la asamblea.
11 Sucedió al fin de los cuarenta días y cuarenta noches, que Jehová me dio las dos tablas de piedra, las tablas del pacto."

(1 Reyes 8:9) "En el arca ninguna cosa había sino las dos tablas de piedra que allí había puesto Moisés en Horeb, donde Jehová hizo pacto con los hijos de Israel, cuando salieron de la tierra de Egipto."

(Eclesiástico 45:4-5) Moisés
"4 Por su fidelidad y mansedumbre, lo consagró y lo eligió entre todos los mortales.
5 A él le hizo oír su voz, lo introdujo en la nube oscura y le dio cara a cara los mandamientos, una Ley de vida y de entendimiento, para enseñar la Alianza a Jacob, y sus decretos a Israel."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

2. La Ley traída por el Señor Jesucristo por medio del Espíritu Santo.

Después de que Moisés recibió la Ley en dos tablas en el monte Horeb encontramos por medio de los profetas que Dios nuevamente nos promete mandar una Ley, la Ley engrandecida.

(Isaías 42:21) "Jehová se complació por amor de su justicia en magnificar la ley y engrandecerla."

Es la misma Ley, que es eterna; únicamente que si antes esta Ley fue escrita por el Espíritu Santo en dos tablas de piedra ahora está siendo escrita por medio del Espíritu Santo en los corazones de los moradores del pueblo Jacob.

(Deuteronomio 33:4) “4 Cuando Moisés nos ordenó una ley, Como heredad a la congregación de Jacob.”

(Malaquías 4:2, 4) “2 Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación;
y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada.
4 Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel.”

"Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová."

(Isaías 2:3) “Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.”

(Isaías 51:4) “Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme, nación mía; porque de mí saldrá la ley, y mi justicia para luz de los pueblos.”

(Miqueas 4:2) “Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas; porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.”

"…y las costas esperarán su ley."

(Isaías 42:1, 3-4, 6) [ El Siervo de Jehová ]
“1 He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento;
he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.
3 No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare; por medio de la verdad traerá justicia.
4 No se cansará ni desmayará, hasta que establezca en la tierra justicia; y las costas esperarán su ley.
6 Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz de las naciones,”

(Apocalipsis de Esdras. Capitulo XIII)
12. Después de esto, vi a un hombre bajar de esta montaña y llamar a él a muchos hombres pacíficos.
25. He aquí la explicación de tu sueño: EI hombre que has visto salir del mar, 26. Es aquel que el Altísimo ha guardado durante mucho tiempo, a fin de liberar por él al mundo; es él quien dará la ley a los supervivientes.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"Jehová vino de Sinaí,… Y vino de entre diez millares de santos, Con la ley de fuego a su mano derecha."

(Deuteronomio 33:1-4) “1 Esta es la bendición con la cual bendijo Moisés varón de Dios a los hijos de Israel, antes que muriese.
2 Dijo: Jehová vino de Sinaí, Y de Seir les esclareció; Resplandeció desde el monte de Parán,
Y vino de entre diez millares de santos, Con la ley de fuego a su mano derecha.
3 Aun amó a su pueblo; Todos los consagrados a él estaban en su mano;
Por tanto, ellos siguieron en tus pasos, Recibiendo dirección de ti,
4 Cuando Moisés nos ordenó una ley, Como heredad a la congregación de Jacob.”

"y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos."

(Zacarías 14:5-7) "5 Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzías rey de Judá;
y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos.
6 Y acontecerá que en ese día no habrá luz clara, ni oscura. 7 Será un día, el cual es conocido de Jehová, que no será ni día ni noche; pero sucederá que al caer la tarde habrá luz."

(Judas 1:14-15) “14 De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo:
He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares, 15 para hacer juicio contra todos,
y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él.”

(Mateo 25:31-32) El juicio de las naciones
"31 Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria,
32 y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos."

(Mateo 16:27) "27 Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras."

(Habacuc 3:3) "Dios vendrá de Temán, Y el Santo desde el monte de Parán. Su gloria cubrió los cielos, Y la tierra se llenó de su alabanza."

(Malaquías 3:5) "5 Y vendré a vosotros para juicio; y seré pronto testigo contra los hechiceros y adúlteros, contra los que juran mentira, y los que defraudan en su salario al jornalero, a la viuda y al huérfano, y los que hacen injusticia al extranjero, no teniendo temor de mí, dice Jehová de los ejércitos."

(Salmos 96:12-13) “12 Regocíjese el campo, y todo lo que en él está;
Entonces todos los árboles del bosque rebosarán de contento, 13 Delante de Jehová que vino;
Porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, Y a los pueblos con su verdad.”

(1 Tesalonicenses 3:13) "para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

3. Juicio de Jehová sobre todos los moradores de la tierra con fuego y con espada.
Dios es el Juez de toda carne.

"Porque Jehová juzgará con fuego y con su espada a todo hombre;"

"Y por cuanto he de cortar de ti al justo y al impío, por tanto, mi espada saldrá de su vaina contra toda carne, desde el sur hasta el norte."

“porque espada traigo sobre todos los moradores de la tierra, dice Jehová de los ejércitos.”

(Isaías 66:16, 24) “16 Porque Jehová juzgará con fuego y con su espada a todo hombre;
y los muertos de Jehová serán multiplicados. 24 Y saldrán, y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí; porque su gusano nunca morirá, ni su fuego se apagará, y serán abominables a todo hombre.”

(Ezequiel 21:1-7) La espada afilada de Jehová
“1 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
2 Hijo de hombre, pon tu rostro contra Jerusalén, y derrama palabra sobre los santuarios, y profetiza contra la tierra de Israel.
3 Dirás a la tierra de Israel: Así ha dicho Jehová:
He aquí que yo estoy contra ti, y sacaré mi espada de su vaina, y cortaré de ti al justo y al impío.
4 Y por cuanto he de cortar de ti al justo y al impío, por tanto, mi espada saldrá de su vaina contra toda carne, desde el sur hasta el norte.
5 Y sabrá toda carne que yo Jehová saqué mi espada de su vaina; no la envainaré más.
6 Y tú, hijo de hombre, gime con quebrantamiento de tus lomos y con amargura; gime delante de los ojos de ellos.
7 Y cuando te dijeren: ¿Por qué gimes tú? dirás: Por una noticia que cuando llegue hará que desfallezca todo corazón, y toda mano se debilitará, y se angustiará todo espíritu, y toda rodilla será débil como el agua; he aquí que viene, y se hará, dice Jehová el Señor."

(Jeremías 25:29-34) “29 Porque he aquí que a la ciudad en la cual es invocado mi nombre yo comienzo a hacer mal; ¿y vosotros seréis absueltos? No seréis absueltos; porque espada traigo sobre todos los moradores de la tierra, dice Jehová de los ejércitos.
30 Tú, pues, profetizarás contra ellos todas estas palabras y les dirás: Jehová rugirá desde lo alto, y desde su morada santa dará su voz; rugirá fuertemente contra su morada; canción de lagareros cantará contra todos los moradores de la tierra.
31 Llegará el estruendo hasta el fin de la tierra, porque Jehová tiene juicio contra las naciones; él es el Juez de toda carne;
entregará los impíos a espada, dice Jehová.
32 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: He aquí que el mal irá de nación en nación, y grande tempestad se levantará de los fines de la tierra.
33 Y yacerán los muertos de Jehová en aquel día desde un extremo de la tierra hasta el otro; no se endecharán ni se recogerán ni serán enterrados; como estiércol quedarán sobre la faz de la tierra.
34 Aullad, pastores, y clamad; revolcaos en el polvo, mayorales del rebaño; porque cumplidos son vuestros días para que seáis degollados y esparcidos, y caeréis como vaso precioso.”

(Joel 3:1-2, 12) Juicio de Jehová sobre las naciones
“1 Porque he aquí que en aquellos días, y en aquel tiempo en que haré volver la cautividad de Judá y de Jerusalén,
2 reuniré a todas las naciones, y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellas a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a quien ellas esparcieron entre las naciones, y repartieron mi tierra;
12 Despiértense las naciones, y suban al valle de Josafat; porque allí me sentaré para juzgar a todas las naciones de alrededor."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

4. El fuego y la espada; ¿de qué se trata?

El fuego es la Ley Espiritual y la espada es la Santa y poderosa Palabra de Dios.

La Ley y las Palabras de la boca del Omnipotente son el fuego que juzga y destruye.

(Apocalipsis de Esdras. Capitulo XIII)
38. Y los destruirá a todos sin esfuerzo, por medio de la ley, y esto es como el fuego.”

“la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.”

(Juan 12:44-49) Las palabras de Jesús juzgarán a los hombres
“44 Jesús clamó y dijo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió; 45 y el que me ve, ve al que me envió.
46 Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas.
47 Al que oye mis palabras, y no las guarda, yo no le juzgo; porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo.
48 El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.
49 Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

5. El Espíritu, la poderosa arma de Dios.

"No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos."

(Zacarías 4:6) “6 Entonces respondió y me habló diciendo: Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que dice:
No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.”

(Apocalipsis de Esdras. Capitulo XIII)
4. Todos aquellos contra los cuales salía su voz, se fundían al oírle, como se funde la cera cuando se la acerca al fuego.
9. Luego, cuando le atacaron y marcharon contra él, no levantó la mano en contra de ellos, ni la espada, ni ninguna arma.
10. Pero de su boca salió una ola de fuego, de sus labios una llama y de su lengua ardientes carbones como un torbellino; todo se mezcló: estas olas de fuego, estos carbones ardientes y fue como una tempestad.
28. Aquel que sin levantar la espada, ni ningún otro arma, ha exterminado a la masa de aquellos que le atacaban y venían para matarle, he aquí su explicación:
38. Y los destruirá a todos sin esfuerzo, por medio de la ley, y esto es como el fuego.”

(Isaías 31:8-9) "8 Entonces caerá Asiria por espada no de varón, y la consumirá espada no de hombre; y huirá de la presencia de la espada, y sus jóvenes serán tributarios.
9 Y de miedo pasará su fortaleza, y sus príncipes, con pavor, dejarán sus banderas, dice Jehová, cuyo fuego está en Sion, y su horno en Jerusalén."

La espada del Espíritu es la palabra de Dios.

(Jeremías 23:29) "¿No es mi palabra como fuego, dice Jehová, y como martillo que quebranta la piedra?"

(Efesios 6:17) “Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;”

(2 Corintios 10:3-6) "3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne;
4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,
5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

6. La Ley y la Palabra traídos por el Señor Jesucristo juzgarán a todos los hombres. Para algunos la Ley y la Palabra serán para la purificación y la salvación y para otros para la destrucción.

(Isaías 30:25-26) "25 Y sobre todo monte alto, y sobre todo collado elevado, habrá ríos y corrientes de aguas el día de la gran matanza, cuando caerán las torres.
26 Y la luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol siete veces mayor, como la luz de siete días, el día que vendare Jehová la herida de su pueblo, y curare la llaga que él causó."

Los que son bautizados por el Espíritu Santo de Dios y sellados con la Ley espiritual en el corazón serán salvados.

Es la Ley eterna y espiritual que está sellada entre los discípulos del Señor Jesucristo.

(Isaías 8:16) “Ata el testimonio, sella la ley entre mis discípulos.”

El Señor Jesucristo vino para bautizar a algunos en Espíritu Santo y sellar con la Ley espiritual y para bautizar a otros con el fuego eterno.

(Lucas 3:16-17) “16 respondió Juan, diciendo a todos: Yo a la verdad os bautizo en agua; pero viene uno más poderoso que yo, de quien no soy digno de desatar la correa de su calzado; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.
17 Su aventador está en su mano, y limpiará su era, y recogerá el trigo en su granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará.”

(Mateo 3:11-12) “11 Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.
12 Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Los que son bautizados por el Espíritu Santo de Dios serán recogidos para el granero del Señor Jesucristo y otros serán quemados en el fuego que nunca se apaga.

“Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.”

(Mateo 13:24-30) Parábola del trigo y la cizaña
“24 Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; 25 pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. 26 Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. 27 Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? 28 El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? 29 El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. 30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.”

(Apocalipsis 14:14-20) La tierra es segada.
“14 Miré, y he aquí una nube blanca; y sobre la nube uno sentado semejante al Hijo del Hombre, que tenía en la cabeza una corona de oro, y en la mano una hoz aguda.
15 Y del templo salió otro ángel, clamando a gran voz al que estaba sentado sobre la nube: Mete tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura.
16 Y el que estaba sentado sobre la nube metió su hoz en la tierra, y la tierra fue segada.
17 Salió otro ángel del templo que está en el cielo, teniendo también una hoz aguda.
18 Y salió del altar otro ángel, que tenía poder sobre el fuego, y llamó a gran voz al que tenía la hoz aguda, diciendo: Mete tu hoz aguda, y vendimia los racimos de la tierra, porque sus uvas están maduras. 19 Y el ángel arrojó su hoz en la tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios.
20 Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos, por mil seiscientos estadios.”

(Isaías 17:11) “El día que las plantes, las harás crecer, y harás que su simiente brote de mañana; pero la cosecha será arrebatada en el día de la angustia, y del dolor desesperado.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

7. El Verbo de Dios. La Ley y las palabras de Dios por la boca del Señor Jesucristo.

(Job 22:22) "Toma ahora la ley de su boca, Y pon sus palabras en tu corazón."

El Elegido de Dios, el Fiel y Verdadero con el nombre “EL VERBO DE DIOS” cabalga sobre el caballo blanco y de Su boca sale una poderosa espada, para herir con ella a las naciones.

(Nahum 3:3) “3 jinete enhiesto, y resplandor de espada, y resplandor de lanza; y multitud de muertos, y multitud de cadáveres; cadáveres sin fin, y en sus cadáveres tropezarán,”

(Apocalipsis 19:11-16) El jinete del caballo blanco
“11 Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. 12 Sus ojos eran como llama de fuego,
y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.
13 Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS.
14 Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.
15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. 16 Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.”

(Apocalipsis de Esdras. Capitulo XIII)
1. Después de siete días, durante la noche, tuve un sueño.
2. Vi un gran viento que salía del mar, cuyas olas fueron agitadas.
3. Vi que este viento salía del mar bajo la apariencia de un hombre: este hombre se puso a volar con las nubes de los cielos; por todas partes hacia donde dirigía su cara y miraba, todo lo que estaba ante él, se iba.
4. Todos aquellos contra los cuales salía su voz, se fundían al oírle, como se funde la cera cuando se la acerca al fuego.
5. Luego, vi una masa innumerable de hombres que se reunían a los cuatro vientos del cielo para combatir al hombre que había salido del mar.
6. Entonces se construyo una gran montaña sobre la que voló.
7. Intenté averiguar de dónde había construido esta montaña, pero no pude.
8. Entonces, todos aquellos que estaban reunidos para hacerle la guerra sintieron un gran miedo, pero osaron combatir contra él
9. Luego, cuando le atacaron y marcharon contra él, no levantó la mano en contra de ellos, ni la espada, ni ninguna arma. 10. Pero de su boca salió una ola de fuego, de sus labios una llama y de su lengua ardientes carbones como un torbellino; todo se mezcló: estas olas de fuego, estos carbones ardientes y fue como una tempestad.
11. Descendió contra la multitud de aquellos que le habían atacado para matarle, y los consumió a todos, de modo que nada quedó de ellos, excepto el polvo de sus cenizas y el humo de su incendio. Entonces me fijé.
12. Después de esto, vi a un hombre bajar de esta montaña y llamar a él a muchos hombres pacíficos.
13. Muchos vinieron a él, entre los que había felices, otros, encadenados.
Como estaba muy alterado, me desperté y recé al Altísimo en estos términos: 14. Antes mostraste tu gloria a tu servidor y me concediste el escuchar mi plegaria. 15. Explícame ahora el significado de este sueño.
16. Pues, según pienso, ¡ay de aquellos que existen en estos días y más aún de aquellos que no existen!
17. Están tristes, ignorando lo que le está reservado para los últimos días, lo que aún no les ha ocurrido.
18. Y ¡(Hay) de aquellos que existen, pues ya lo saben! 19. Por culpa de esto, ¡Ay de ellos!, pues padecerán grandes dolores y grandes tormentos, según lo que he visto en este sueño.
20. Pero más vale sufrir y llegar a esto que pasar por este mundo como las nubes y no saber que acaecerá al final.
21. Me respondió: Te explicaré el significado de tu sueño; te explicaré lo que me has dicho.
22. En lo que se refiere a aquellos que quedarán y que subsistirán, he aquí la explicación.
23. Los que verán esta aflicción en aquellos días, los guardaré (como) a aquellos que haya alcanzado esta aflicción, que tendrán buenas obras y fe en el Altísimo y el Poderosísimo.
24. Has de saber que estos vivos serán mucho más felices que los muertos,
25. He aquí la explicación de tu sueño: EI hombre que has visto salir del mar,
26. Es aquel que el Altísimo ha guardado durante mucho tiempo, a fin de liberar por él al mundo;
es él quien dará la ley a los supervivientes.
27. EI fuego, las llamas, los carbones que has visto salir de su boca como un torbellino;
28. Aquel que sin levantar la espada, ni ningún otro arma, ha exterminado a la masa de aquellos que le atacaban y venían para matarle,
he aquí su explicación:
29. Vendrán días en los que el Altísimo liberará a aquellos que están sobre la tierra.
30. Los habitantes de la tierra tendrán un gran pavor; entonces decidirán
31. Hacerse la guerra los unos a los otros, ciudad contra ciudad, país contra país, pueblo contra pueblo, reino contra reino.
32. Cuando esto tenga lugar y lleguen los signos que te he mostrado antes, en ese momento, aparecerá este hombre.
33. Cuando todos los pueblos oigan su voz, cada uno de ellos abandonara su país y las guerras en las que están.
34. Se reunirán en una masa innumerable y como has visto, querrán combatirle.
35. EI se mantendrá en la cima de la montaña de Sión.
36. Sión vendrá y aparecerá, preparada y fortificada como has visto esta montaña.
37. Es el Hijo que le reprochará al pueblo los pecados de aquellos que eran como un torbellino; amontonará ante ellos sus malas acciones y el grave castigo que infligirá
38. Y los destruirá a todos sin esfuerzo, por medio de la ley, y esto es como el fuego.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El Verbo de Dios pelea contra enemigos con la espada de Su boca.

(Apocalipsis 19:15) “15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, (…).”

(Apocalipsis 2:16) “Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca.”

(Apocalipsis 19:21) “Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Pero, ¿Qué espada puede salir de la boca del Fiel y Verdadero del Verbo de Dios?

El espíritu de justicia fluye sobre el Elegido, y la Palabra de su boca matará a todos los pecadores e inicuos.

“He aquí mi siervo, a quien he escogido; Mi Amado, en quien se agrada mi alma; Pondré mi Espíritu sobre él,”

(Isaías 42:1-4) El Siervo de Jehová
“1 He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones. 2 No gritará, ni alzará su voz, ni la hará oír en las calles. 3 No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare; por medio de la verdad traerá justicia. 4 No se cansará ni desmayará, hasta que establezca en la tierra justicia; y las costas esperarán su ley.”

(Mateo 12:17-21) “17 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo:
18 He aquí mi siervo, a quien he escogido; Mi Amado, en quien se agrada mi alma; Pondré mi Espíritu sobre él,
Y a los gentiles anunciará juicio. 19 No contenderá, ni voceará, Ni nadie oirá en las calles su voz. 20 La caña cascada no quebrará, Y el pábilo que humea no apagará, Hasta que saque a victoria el juicio. 21 Y en su nombre esperarán los gentiles.”

(2 Tesalonicenses 2:8) “8 Y entonces se manifestará aquel inicuo,
a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida;”

(El Libro de Enoc 62:1-2) “1 Así ha ordenado el Señor a los reyes, poderosos y encumbrados y a los que habitan la tierra:
Abrid los ojos y levantad vuestras frentes (a ver) si podéis conocer al Elegido.
2 El Señor de los espíritus está sobre su trono glorioso,
el espíritu de justicia fluye sobre el Elegido, y la palabra de su boca matará a todos los pecadores e inicuos, que desaparecerán de su faz.”

“con las palabras de mi boca los maté”

(Oseas 6:4-5) “4 ¿Qué haré a ti, Efraín? ¿Qué haré a ti, oh Judá? La piedad vuestra es como nube de la mañana, y como el rocío de la madrugada, que se desvanece.
5 Por esta causa los corté por medio de los profetas, con las palabras de mi boca los maté; y tus juicios serán como luz que sale.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

“Jehová me llamó desde el vientre,… Y puso mi boca como espada aguda…”

(Isaías 49:1-2) “1 Oídme, costas, y escuchad, pueblos lejanos.
Jehová me llamó desde el vientre, desde las entrañas de mi madre tuvo mi nombre en memoria.
2 Y puso mi boca como espada aguda, me cubrió con la sombra de su mano;
y me puso por saeta bruñida, me guardó en su aljaba;”

(Isaías 51:16) “Y en tu boca he puesto mis palabras, y con la sombra de mi mano te cubrí,
extendiendo los cielos y echando los cimientos de la tierra, y diciendo a Sion: Pueblo mío eres tú.”

“He aquí he puesto mis palabras en tu boca.”

(Jeremías 1:9-10) “9 Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca.
10 Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar.”

“yo pongo mis palabras en tu boca por fuego”

(Jeremías 5:14) “Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de los ejércitos: Porque dijeron esta palabra,
he aquí yo pongo mis palabras en tu boca por fuego, y a este pueblo por leña, y los consumirá.”

(Salmos 29:7) “7 Voz de Jehová que derrama llamas de fuego;”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Las palabras de Dios en la boca del Señor Jesucristo.

“El Espíritu mío que está sobre ti, y mis palabras que puse en tu boca, no faltarán de tu boca,”

(Isaías 59:20-21) “20 Y vendrá el Redentor a Sion, y a los que se volvieren de la iniquidad en Jacob, dice Jehová.
21 Y este será mi pacto con ellos, dijo Jehová:
El Espíritu mío que está sobre ti, y mis palabras que puse en tu boca, no faltarán de tu boca,
ni de la boca de tus hijos, ni de la boca de los hijos de tus hijos, dijo Jehová, desde ahora y para siempre.”

Dice el Señor Jesucristo:

(Juan 7:16-18) "16 Jesús les respondió y dijo: Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió.
17 El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta. 18 El que habla por su propia cuenta, su propia gloria busca; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y no hay en él injusticia."

(Juan 12:49) “49 Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar.”

(Juan 14:24-25) "24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.
25 Os he dicho estas cosas estando con vosotros."

(Juan 17:14) “14 Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La vara de hierro.

(Salmos 2:8-9) “8 Pídeme, y te daré por herencia las naciones, Y como posesión tuya los confines de la tierra.
9 Los quebrantarás con vara de hierro; Como vasija de alfarero los desmenuzarás.”

(Apocalipsis 12:5) “Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones;
y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono”.

(Apocalipsis 19:15) “De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro;
y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

8. Los que son bautizados por el Espíritu Santo de Dios y sellados con la Ley espiritual en el corazón serán salvados. Ellos mismos juzgaran al mundo.

Las palabras de Dios de la boca del Señor Jesucristo, y como consecuencia, de la boca de Sus ungidos servidores.
La voz de fuego del templo celestial es la voz de las bocas de los hombres, los servidores de Dios.

(1 Corintios 6:2) "¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas?"

Los que se volvieren de la iniquidad en Jacob, vencieren al mundo y guardaren los mandamientos hasta el fin, tendrán autoridad sobre las naciones y las regirán con vara de hierro, porque nunca faltarán palabras de Dios en sus bocas.

La boca del hombre.

(Isaías 30:25) "25 Y sobre todo monte alto, y sobre todo collado elevado, habrá ríos y corrientes de aguas el día de la gran matanza, cuando caerán las torres. 26 Y la luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol siete veces mayor, como la luz de siete días, el día que vendare Jehová la herida de su pueblo, y curare la llaga que él causó."

(Isaías 55:10-11) "10 Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, 11 así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié."

(Jeremías 50:8-9) "8 Huid de en medio de Babilonia, y salid de la tierra de los caldeos, y sed como los machos cabríos que van delante del rebaño. 9 Porque yo levanto y hago subir contra Babilonia reunión de grandes pueblos de la tierra del norte; desde allí se prepararán contra ella, y será tomada; sus flechas son como de valiente diestro, que no volverá vacío."

(Efesios 6:12) "Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes."

"serás como mi boca"

(Jeremías 15:19-20) "19 Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos.
20 Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce, y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo para guardarte y para defenderte, dice Jehová."

(Salmos 81:10) "Yo soy Jehová tu Dios, Que te hice subir de la tierra de Egipto; Abre tu boca, y yo la llenaré."

(Isaías 59:20-21) “20 Y vendrá el Redentor a Sion, y a los que se volvieren de la iniquidad en Jacob, dice Jehová.
21 Y este será mi pacto con ellos, dijo Jehová:
El Espíritu mío que está sobre ti, y mis palabras que puse en tu boca, no faltarán de tu boca,
ni de la boca de tus hijos, ni de la boca de los hijos de tus hijos, dijo Jehová, desde ahora y para siempre.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La Ley de fuego de las bocas de los hombres que mata a los malos y desobedientes.

"Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies,"

(Malaquías 4:1-4) El advenimiento del día de Jehová
“1 Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama.
2 Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación;
y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. 3 Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos.
4 Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel.”

"Y pondré mi venganza contra Edom en manos de mi pueblo Israel"

(Ezequiel 25:12-14) "12 Así ha dicho Jehová el Señor: Por lo que hizo Edom, tomando venganza de la casa de Judá, pues delinquieron en extremo, y se vengaron de ellos; 13 por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: Yo también extenderé mi mano sobre Edom, y cortaré de ella hombres y bestias, y la asolaré; desde Temán hasta Dedán caerán a espada.
14 Y pondré mi venganza contra Edom en manos de mi pueblo Israel, y harán en Edom según mi enojo y conforme a mi ira; y conocerán mi venganza, dice Jehová el Señor."

(Ezequiel 32:12) "12 Con espadas de fuertes haré caer tu pueblo; todos ellos serán los poderosos de las naciones; y destruirán la soberbia de Egipto, y toda su multitud será deshecha."

"Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el débil: Fuerte soy."

(Joel 3:9-10) “9 Proclamad esto entre las naciones, proclamad guerra, despertad a los valientes, acérquense, vengan todos los hombres de guerra. 10 Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el débil: Fuerte soy."

(Isaías 2:2-5) “2 Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones.
3 Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.
4 Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces;
no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.
5 Venid, oh casa de Jacob, y caminaremos a la luz de Jehová.”

(Miqueas 4:1-3) “1 Acontecerá en los postreros tiempos que el monte de la casa de Jehová será establecido por cabecera de montes, y más alto que los collados, y correrán a él los pueblos.
2 Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas; porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.
3 Y él juzgará entre muchos pueblos, y corregirá a naciones poderosas hasta muy lejos; y martillarán sus espadas para azadones, y sus lanzas para hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se ensayarán más para la guerra.”

(Apocalipsis 2:26-27) “26 Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, 27 y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre;”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

9. Faraón, que es "como el dragón en los mares" y toda su multitud, que son los hombres impíos, serán juzgados y castigados con la Espada que es la Santa Palabra de Dios y con la Ley de fuego que nunca se apagara.

"porque desecharon la ley de Jehová de los ejércitos, y abominaron la palabra del Santo de Israel."

(Deuteronomio 32:22-29, 39-42) "22 Porque fuego se ha encendido en mi ira, Y arderá hasta las profundidades del Seol;
Devorará la tierra y sus frutos, Y abrasará los fundamentos de los montes.
23 Yo amontonaré males sobre ellos; Emplearé en ellos mis saetas.
24 Consumidos serán de hambre, y devorados de fiebre ardiente Y de peste amarga;
Diente de fieras enviaré también sobre ellos, Con veneno de serpientes de la tierra.
25 Por fuera desolará la espada, Y dentro de las cámaras el espanto;
Así al joven como a la doncella, Al niño de pecho como al hombre cano.
26 Yo había dicho que los esparciría lejos, Que haría cesar de entre los hombres la memoria de ellos,
27 De no haber temido la provocación del enemigo, No sea que se envanezcan sus adversarios,
No sea que digan: Nuestra mano poderosa Ha hecho todo esto, y no Jehová.
28 Porque son nación privada de consejos, Y no hay en ellos entendimiento.
29 !!Ojalá fueran sabios, que comprendieran esto, Y se dieran cuenta del fin que les espera!
39 Ved ahora que yo, yo soy, Y no hay dioses conmigo;
Yo hago morir, y yo hago vivir; Yo hiero, y yo sano; Y no hay quien pueda librar de mi mano.
40 Porque yo alzaré a los cielos mi mano, Y diré: Vivo yo para siempre,
41 Si afilare mi reluciente espada, Y echare mano del juicio,
Yo tomaré venganza de mis enemigos, Y daré la retribución a los que me aborrecen.
42 Embriagaré de sangre mis saetas, Y mi espada devorará carne;
En la sangre de los muertos y de los cautivos, En las cabezas de larga cabellera del enemigo."

(Isaías 5:22-24) "22 !!Ay de los que son valientes para beber vino, y hombres fuertes para mezclar bebida;
23 los que justifican al impío mediante cohecho, y al justo quitan su derecho!
24 Por tanto, como la lengua del fuego consume el rastrojo, y la llama devora la paja, así será su raíz como podredumbre, y su flor se desvanecerá como polvo; porque desecharon la ley de Jehová de los ejércitos, y abominaron la palabra del Santo de Israel."

(Hebreos 10:29-30) "29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?
30 Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El furor de la espada homicida; esta es la espada de la gran matanza que traspasará a los impíos y a los pecadores.

"duplíquese y triplíquese el furor de la espada homicida; esta es la espada de la gran matanza que los traspasará,"

"jinete enhiesto, y resplandor de espada, y resplandor de lanza; y multitud de muertos, y multitud de cadáveres; cadáveres sin fin, y en sus cadáveres tropezarán,"

(Ezequiel 21:8-17) La espada afilada de Jehová
“8 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
9 Hijo de hombre, profetiza, y di: Así ha dicho Jehová el Señor:
Di: La espada, la espada está afilada, y también pulida. 10 Para degollar víctimas está afilada, pulida está para que relumbre.
¿Hemos de alegrarnos? Al cetro de mi hijo ha despreciado como a un palo cualquiera.
11 Y la dio a pulir para tenerla a mano; la espada está afilada, y está pulida para entregarla en mano del matador.
12 Clama y lamenta, oh hijo de hombre; porque ésta será sobre mi pueblo, será ella sobre todos los príncipes de Israel; caerán ellos a espada juntamente con mi pueblo; hiere, pues, tu muslo; 13 porque está probado. ¿Y qué, si la espada desprecia aun al cetro? El no será más, dice Jehová el Señor.
14 Tú, pues, hijo de hombre, profetiza, y bate una mano contra otra, y duplíquese y triplíquese el furor de la espada homicida; esta es la espada de la gran matanza que los traspasará,
15 para que el corazón desmaye, y los estragos se multipliquen; en todas las puertas de ellos he puesto espanto de espada.
!!Ah! dispuesta está para que relumbre, y preparada para degollar.
16 Corta a la derecha, hiere a la izquierda, adonde quiera que te vuelvas.
17 Y yo también batiré mi mano contra mi mano, y haré reposar mi ira. Yo Jehová he hablado.”

(Nahum 3:3-6) “3 jinete enhiesto, y resplandor de espada, y resplandor de lanza; y multitud de muertos, y multitud de cadáveres; cadáveres sin fin, y en sus cadáveres tropezarán,
4 a causa de la multitud de las fornicaciones de la ramera de hermosa gracia, maestra en hechizos, que seduce a las naciones con sus fornicaciones, y a los pueblos con sus hechizos. 5 Heme aquí contra ti, dice Jehová de los ejércitos, y descubriré tus faldas en tu rostro, y mostraré a las naciones tu desnudez, y a los reinos tu vergüenza.
6 Y echaré sobre ti inmundicias, y te afrentaré, y te pondré como estiércol.”

(Isaías 27:1) “En aquel día Jehová castigará con su espada dura, grande y fuerte al leviatán serpiente veloz, y al leviatán serpiente tortuosa; y matará al dragón que está en el mar.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Destrucción de Babilonia y al rey de Egipto con la espada de Dios.

"Porque puse mi terror en la tierra de los vivientes, también Faraón y toda su multitud yacerán entre los incircuncisos con los muertos a espada, dice Jehová el Señor."

(Isaías 13:19) “Y Babilonia, hermosura de reinos y ornamento de la grandeza de los caldeos, será como Sodoma y Gomorra, a las que trastornó Dios.”

(Ezequiel 30:8-9) "8 Y sabrán que yo soy Jehová, cuando ponga fuego a Egipto, y sean quebrantados todos sus ayudadores.
9 En aquel tiempo saldrán mensajeros de delante de mí en naves, para espantar a Etiopía la confiada, y tendrán espanto como en el día de Egipto; porque he aquí viene."

(Ezequiel 32:1-16) "1 Aconteció en el año duodécimo, en el mes duodécimo, el día primero del mes, que vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
2 Hijo de hombre, levanta endechas sobre Faraón rey de Egipto, y dile: A leoncillo de naciones eres semejante, y eres como el dragón en los mares; pues secabas tus ríos, y enturbiabas las aguas con tus pies, y hollabas sus riberas.
3 Así ha dicho Jehová el Señor: Yo extenderé sobre ti mi red con reunión de muchos pueblos, y te harán subir con mi red.
4 Y te dejaré en tierra, te echaré sobre la faz del campo, y haré posar sobre ti todas las aves del cielo, y saciaré de ti a las fieras de toda la tierra.
5 Pondré tus carnes sobre los montes, y llenaré los valles de tus cadáveres.
6 Y regaré de tu sangre la tierra donde nadas, hasta los montes; y los arroyos se llenarán de ti.
7 Y cuando te haya extinguido, cubriré los cielos, y haré entenebrecer sus estrellas; el sol cubriré con nublado, y la luna no hará resplandecer su luz.
8 Haré entenebrecer todos los astros brillantes del cielo por ti, y pondré tinieblas sobre tu tierra, dice Jehová el Señor.
9 Y entristeceré el corazón de muchos pueblos, cuando lleve al cautiverio a los tuyos entre las naciones, por las tierras que no conociste.
10 Y dejaré atónitos por ti a muchos pueblos, y sus reyes tendrán horror grande a causa de ti, cuando haga resplandecer mi espada delante de sus rostros; y todos se sobresaltarán en sus ánimos a cada momento en el día de tu caída.
11 Porque así ha dicho Jehová el Señor: La espada del rey de Babilonia vendrá sobre ti.
12 Con espadas de fuertes haré caer tu pueblo; todos ellos serán los poderosos de las naciones; y destruirán la soberbia de Egipto, y toda su multitud será deshecha.
13 Todas sus bestias destruiré de sobre las muchas aguas; ni más las enturbiará pie de hombre, ni pezuña de bestia las enturbiará.
14 Entonces haré asentarse sus aguas, y haré correr sus ríos como aceite, dice Jehová el Señor.
15 Cuando asuele la tierra de Egipto, y la tierra quede despojada de todo cuanto en ella hay, cuando mate a todos los que en ella moran, sabrán que yo soy Jehová.
16 Esta es la endecha, y la cantarán; las hijas de las naciones la cantarán; endecharán sobre Egipto y sobre toda su multitud, dice Jehová el Señor."

(Ezequiel 32:17-32) "17 Aconteció en el año duodécimo, a los quince días del mes, que vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
18 Hijo de hombre, endecha sobre la multitud de Egipto, y despéñalo a él, y a las hijas de las naciones poderosas, a lo profundo de la tierra, con los que descienden a la sepultura.
19 Porque eres tan hermoso, desciende, y yace con los incircuncisos.
20 Entre los muertos a espada caerá; a la espada es entregado; traedlo a él y a todos sus pueblos.
21 De en medio del Seol hablarán a él los fuertes de los fuertes, con los que le ayudaron, que descendieron y yacen con los incircuncisos muertos a espada.
22 Allí está Asiria con toda su multitud; en derredor de él están sus sepulcros; todos ellos cayeron muertos a espada.
23 Sus sepulcros fueron puestos a los lados de la fosa, y su gente está por los alrededores de su sepulcro; todos ellos cayeron muertos a espada, los cuales sembraron el terror en la tierra de los vivientes.
24 Allí Elam, y toda su multitud por los alrededores de su sepulcro; todos ellos cayeron muertos a espada, los cuales descendieron incircuncisos a lo más profundo de la tierra, porque sembraron su terror en la tierra de los vivientes, mas llevaron su confusión con los que descienden al sepulcro.
25 En medio de los muertos le pusieron lecho con toda su multitud; a sus alrededores están sus sepulcros;
todos ellos incircuncisos, muertos a espada, porque fue puesto su espanto en la tierra de los vivientes, mas llevaron su confusión con los que descienden al sepulcro; él fue puesto en medio de los muertos.
26 Allí Mesec y Tubal, y toda su multitud; sus sepulcros en sus alrededores; todos ellos incircuncisos, muertos a espada, porque habían sembrado su terror en la tierra de los vivientes.
27 Y no yacerán con los fuertes de los incircuncisos que cayeron, los cuales descendieron al Seol con sus armas de guerra, y sus espadas puestas debajo de sus cabezas; mas sus pecados estarán sobre sus huesos, por cuanto fueron terror de fuertes en la tierra de los vivientes.
28 Tú, pues, serás quebrantado entre los incircuncisos, y yacerás con los muertos a espada.
29 Allí Edom, sus reyes y todos sus príncipes, los cuales con su poderío fueron puestos con los muertos a espada; ellos yacerán con los incircuncisos, y con los que descienden al sepulcro.
30 Allí los príncipes del norte, todos ellos, y todos los sidonios, que con su terror descendieron con los muertos, avergonzados de su poderío, yacen también incircuncisos con los muertos a espada, y comparten su confusión con los que descienden al sepulcro.
31 A éstos verá Faraón, y se consolará sobre toda su multitud; Faraón muerto a espada, y todo su ejército, dice Jehová el Señor.
32 Porque puse mi terror en la tierra de los vivientes, también Faraón y toda su multitud yacerán entre los incircuncisos con los muertos a espada, dice Jehová el Señor."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El juicio del príncipe del mundo.

(Juan 5:21-22, 27) “21 Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida.
22 Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo,
27 y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre.”

(Juan 5:30) “No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo,
porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre.”

(Juan 8:16) “Y si yo juzgo, mi juicio es verdadero; porque no soy yo solo, sino yo y el que me envió, el Padre.”

(Juan 9:39) “Dijo Jesús: Para juicio he venido yo a este mundo; para que los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados.”

(Juan 12:31) "Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera."

(Juan 16:8-11) “8 Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.
9 De pecado, por cuanto no creen en mí; 10 de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más;
11 y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.”

Faraón, que es "como el dragón en los mares" o "el príncipe de este mundo" y toda su multitud son castigados con la espada de Dios.

(Isaías 27:1) “En aquel día Jehová castigará con su espada dura, grande y fuerte al leviatán serpiente veloz, y al leviatán serpiente tortuosa; y matará al dragón que está en el mar.”

(Ezequiel 32:2) "2 Hijo de hombre, levanta endechas sobre Faraón rey de Egipto, y dile: A leoncillo de naciones eres semejante, y eres como el dragón en los mares; pues secabas tus ríos, y enturbiabas las aguas con tus pies, y hollabas sus riberas."

Anuncios

Publicado el abril 5, 2012 en 0.6. EL PUEBLO DE LA REALEZA CELESTIAL TRAS LA PRIMERA RESURRECCION., S. La Ley y la espada que juzgan y matan a los desobedientes. La espada afilada de Jehová en el día de la gran matanza. y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: