¿Qué hombre puede conocer los designios de Dios o hacerse una idea de lo que quiere el Señor?

“¿Qué hombre puede conocer los designios de Dios o hacerse una idea de lo que quiere el Señor?”
“¿Y quién habría conocido tu voluntad si tú mismo no hubieras dado la Sabiduría y enviado desde lo alto tu Santo Espíritu?”

(Sabiduría 9:1-18) Oración para obtener la Sabiduría
“1 “Dios de los Padres y Señor misericordioso, que hiciste todas las cosas con tu palabra,
2 y con tu Sabiduría formaste al hombre,
para que dominara a los seres que tú creaste, 3 para que gobernara el mundo con santidad y justicia e hiciera justicia con rectitud de espíritu:
4 dame la Sabiduría, que comparte tu trono,
y no me excluyas del número de tus hijos.
5 Porque yo soy tu servidor y el hijo de tu servidora,
un hombre débil y de vida efímera, de poca capacidad para comprender el derecho y las leyes;
6 y aunque alguien sea perfecto entre los hombres, sin la Sabiduría que proviene de ti, será tenido por nada.
7 Tú me preferiste para que fuera rey de tu pueblo y juez de tus hijos y de tus hijas.
8 Tú me ordenaste construir un Templo sobre tu santa montaña y un altar en la ciudad donde habitas,
réplica del santo Tabernáculo que habías preparado desde el principio.
9 Contigo está la Sabiduría, que conoce tus obras y que estaba presente cuando tú hacías el mundo;
ella sabe lo que es agradable a tus ojos y lo que es conforme a tus mandamientos.
10 Envíala desde los santos cielos, mándala desde tu trono glorioso,
para que ella trabaje a mi lado y yo conozca lo que es de tu agrado:
11 así ella, que lo sabe y lo comprende todo,
me guiará atinadamente en mis empresas y me protegerá con su gloria.
12 Entonces, mis obras te agradarán,
yo gobernaré a tu pueblo con justicia y seré digno del trono de mi padre.
13 ¿Qué hombre puede conocer los designios de Dios o hacerse una idea de lo que quiere el Señor?
14 Los pensamientos de los mortales son indecisos y sus reflexiones, precarias,
15 porque un cuerpo corruptible pesa sobre el alma y esta morada de arcilla oprime a la mente con muchas preocupaciones.
16 Nos cuesta conjeturar lo que hay sobre la tierra, y lo que está a nuestro alcance lo descubrimos con esfuerzo;
pero ¿quién ha explorado lo que está en el cielo?
17 ¿Y quién habría conocido tu voluntad si tú mismo no hubieras dado la Sabiduría y enviado desde lo alto tu santo espíritu?
18 Así se enderezaron los caminos de los que están sobre la tierra, así aprendieron los hombres lo que te agrada y, por la Sabiduría, fueron salvados”.

(2 Crónicas 1:7-13) Salomón pide sabiduría (1 R. 3.3-15)
“7 Y aquella noche apareció Dios a Salomón y le dijo: Pídeme lo que quieras que yo te dé.
8 Y Salomón dijo a Dios:
Tú has tenido con David mi padre gran misericordia, y a mí me has puesto por rey en lugar suyo.
9 Confírmese pues, ahora, oh Jehová Dios, tu palabra dada a David mi padre; porque tú me has puesto por rey sobre un pueblo numeroso como el polvo de la tierra.
10 Dame ahora sabiduría y ciencia, para presentarme delante de este pueblo; porque ¿quién podrá gobernar a este tu pueblo tan grande?
11 Y dijo Dios a Salomón:
Por cuanto hubo esto en tu corazón, y no pediste riquezas, bienes o gloria, ni la vida de los que te quieren mal, ni pediste muchos días, sino que has pedido para ti sabiduría y ciencia para gobernar a mi pueblo, sobre el cual te he puesto por rey,
12 sabiduría y ciencia te son dadas;
y también te daré riquezas, bienes y gloria, como nunca tuvieron los reyes que han sido antes de ti,
ni tendrán los que vengan después de ti.
13 Y desde el lugar alto que estaba en Gabaón, delante del tabernáculo de reunión, volvió Salomón a Jerusalén, y reinó sobre Israel.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El hombre humilde busca a Dios continuamente para conocer la verdad de la salvación del alma.

(Salmos 119:125) “Tu siervo soy yo,
dame entendimiento Para conocer tus testimonios.”

(Salmos 119:34) “Dame entendimiento, y guardaré tu ley, Y la cumpliré de todo corazón.”

(Salmos 119:144) “Justicia eterna son tus testimonios;
Dame entendimiento, y viviré.”

(Salmos 119:169) “Llegue mi clamor delante de ti, oh Jehová;
Dame entendimiento conforme a tu palabra.”

Anuncios

Publicado el noviembre 11, 2010 en 0.2. LA SABIDURIA DE DIOS., E. Oración para obtener la Sabiduría. y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: