La revelación de las profecías y de la Verdad por el Espíritu de Dios.

Dios es el autor de las Escrituras.

La Sabiduría y la Ley.

(Baruc 4:1) La Sabiduría identificada con la Ley
“1 La Sabiduría es el libro de los preceptos de Dios, y la Ley que subsiste eternamente:
los que la retienen, alcanzarán la vida, pero los que la abandonan, morirán.”

(Eclesiástico 24:23, 25-29) La Sabiduría y la Ley
“23 Todo esto es el libro de la Alianza del Dios Altísimo,
la Ley que nos prescribió Moisés como herencia para las asambleas de Jacob.
25 Ella hace desbordar la Sabiduría como el Pisón y como el Tigris en los días de los primero frutos;
26 inunda de inteligencia como el Eufrates y como el Jordán en los tiempos de la cosecha;
27 prodiga la instrucción como el Nilo, como el Guijón en los días de la vendimia.
28 El primero no terminó de conocerla y el ultimo ni siquiera la vislumbra.
29 Porque su pensamiento es más vasto que el océano y su designio, más profundo que el gran Abismo.”

“Aún haré brillar la instrucción como la aurora e irradiaré su luz lo más lejos posible;”
“Porque yo no he trabajado sólo para mí, sino para todos los que buscan la sabiduría.”
“Sepan que no me fatigué para mí solamente, sino para todos los que buscan la instrucción.”

(Eclesiástico 24:30-34) La intención del autor del Libro
“30 En cuanto a mí, como un canal que brota de un río, como una acequia, salí a un jardín
31 y dije: “Regaré mi huerta y empaparé mis canteros”. ¡De pronto, mi canal se convirtió en un río, y mi río se transformó en un mar!
32 Aún haré brillar la instrucción como la aurora e irradiaré su luz lo más lejos posible;
33 aún derramaré la enseñanza como una profecía y la dejaré para las generaciones futuras.
34 Porque yo no he trabajado sólo para mí, sino para todos los que buscan la sabiduría.”

(Eclesiástico 33:16-18) El autor del Libro y su obra
“16 Yo, el último en llegar, me mantuve alerta como quien recoge detrás de los viñadores.
17 Por la bendición del Señor, he llegado a tiempo, y como un viñador, he llenado el lagar.
18 Sepan que no me fatigué para mí solamente, sino para todos los que buscan la instrucción.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El manantial de la Sabiduría es la palabra de Dios en las alturas.

La Sabiduría abre la boca de los elegidos.

(Eclesiástico 1:5) “5 El manantial de la sabiduría es la palabra de Dios en las alturas, y sus canales son los mandamientos eternos.”

"lo exaltará por encima de sus compañeros y le abrirá la boca en medio de la asamblea."

(Eclesiástico 15:1-8) “1 El que teme al Señor hace todo esto y el que se aferra a la Ley logrará la sabiduría.
2 Ella le saldrá al encuentro como una madre y lo recibirá como una joven esposa,
3 lo alimentará con el pan de la inteligencia y le hará beber el agua de la sabiduría.
4 Él se apoyará en ella, y no vacilará, se unirá a ella, y no quedará confundido.
5 Ella lo exaltará por encima de sus compañeros y le abrirá la boca en medio de la asamblea.
6 Él encontrará el gozo y la corona de la alegría y recibirá en herencia un nombre perdurable.
7 Nunca la poseerán los que carecen de inteligencia, ni los hombres pecadores la verán jamás.
8 Ella se mantiene alejada del orgullo, y los mentirosos no piensan en ella.”

"abre la boca en la asamblea del Altísimo"

(Eclesiástico 24:1-3) “1 La sabiduría hace el elogio de sí misma y se gloría en medio de su pueblo,
2 abre la boca en la asamblea del Altísimo y se gloría delante de su Poder:
3 "Yo salí de la boca del Altísimo y cubrí la tierra como una neblina.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

En las manos de Dios estamos nosotros y nuestras palabras.

(Sabiduría 7:15-16) Invocación a Dios, fuente de Sabiduría
“15 Que Dios me conceda hablar con inteligencia, y que mis pensamientos sean dignos de los dones recibidos, porque él mismo es el guía de la Sabiduría y el que dirige a los sabios.
16 En sus manos estamos nosotros y nuestras palabras, y también todo el saber y la destreza para obrar.”

“Yo os daré palabra y sabiduría”.

(Salmos 81:10) “Yo soy Jehová tu Dios, (…); Abre tu boca, y yo la llenaré.”

(Lucas 21:14-15) “14 Proponed en vuestros corazones no pensar antes cómo habéis de responder en vuestra defensa;
15 porque yo os daré palabra y sabiduría, la cual no podrán resistir ni contradecir todos los que se opongan.”

(Salmos 68:11) “11 El Señor daba palabra;
Había grande multitud de las que llevaban buenas nuevas.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Los escritos que forman parte de las Sagradas Escrituras no son dichos de hombres, sino palabras de Dios, reveladas por el Santo Espíritu.

(Hebreos 1:1) "1 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,"

"la ley ni las palabras que Jehová de los ejércitos enviaba por su Espíritu, por medio de los profetas primeros;"

(Zacarías 7:11-12) “11 Pero no quisieron escuchar, antes volvieron la espalda, y taparon sus oídos para no oír;
12 y pusieron su corazón como diamante, para no oír la ley ni las palabras que Jehová de los ejércitos enviaba por su Espíritu, por medio de los profetas primeros; vino, por tanto, gran enojo de parte de Jehová de los ejércitos.”

(Nehemías 9:20) “20 Y enviaste tu buen Espíritu para enseñarles, y no retiraste tu maná de su boca, y agua les diste para su sed.”

(Nehemías 9:30) “30 Les soportaste por muchos años,
y les testificaste con tu Espíritu por medio de tus profetas, pero no escucharon;”

"los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo"

(2 Pedro 1:21) “porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.”

Jehová Dios habla por medio de los profetas.

(2 Reyes 17:13-14) “13 Jehová amonestó entonces a Israel y a Judá por medio de todos los profetas y de todos los videntes, diciendo: Volveos de vuestros malos caminos, y guardad mis mandamientos y mis ordenanzas, conforme a todas las leyes que yo prescribí a vuestros padres, y que os he enviado por medio de mis siervos los profetas.
14 Mas ellos no obedecieron, antes endurecieron su cerviz, como la cerviz de sus padres, los cuales no creyeron en Jehová su Dios."

(2 Crónicas 36:15-16) Reinado de Sedequías (2 R. 24.18-20; Jer. 52.1-3)
“15 Y Jehová el Dios de sus padres envió constantemente palabra a ellos por medio de sus mensajeros, porque él tenía misericordia de su pueblo y de su habitación.
16 Mas ellos hacían escarnio de los mensajeros de Dios, y menospreciaban sus palabras, burlándose de sus profetas, hasta que subió la ira de Jehová contra su pueblo, y no hubo ya remedio.”

Desobediencia a la voz y clamor de Jehová Dios por medio de los profetas.

(Jeremías 7:21-26) “21 Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: Añadid vuestros holocaustos sobre vuestros sacrificios, y comed la carne. 22 Porque no hablé yo con vuestros padres, ni nada les mandé acerca de holocaustos y de víctimas el día que los saqué de la tierra de Egipto. 23 Mas esto les mandé, diciendo: Escuchad mi voz, y seré a vosotros por Dios, y vosotros me seréis por pueblo; y andad en todo camino que os mande, para que os vaya bien.
24 Y no oyeron ni inclinaron su oído; antes caminaron en sus propios consejos, en la dureza de su corazón malvado, y fueron hacia atrás y no hacia adelante, 25 desde el día que vuestros padres salieron de la tierra de Egipto hasta hoy.
Y os envié todos los profetas mis siervos, enviándolos desde temprano y sin cesar; 26 pero no me oyeron ni inclinaron su oído, sino que endurecieron su cerviz, e hicieron peor que sus padres.”

(Jeremías 25:4) “4 Y envió Jehová a vosotros todos sus siervos los profetas, enviándoles desde temprano y sin cesar;
pero no oísteis, ni inclinasteis vuestro oído para escuchar”.

(Jeremías 26:4-5) “4 Les dirás, pues: Así ha dicho Jehová: Si no me oyereis para andar en mi ley, la cual puse ante vosotros,
5 para atender a las palabras de mis siervos los profetas, que yo os envío desde temprano y sin cesar,
a los cuales no habéis oído,”

(Jeremías 29:18-19) “18 Los perseguiré con espada, con hambre y con pestilencia, y los daré por escarnio a todos los reinos de la tierra, por maldición y por espanto, y por burla y por afrenta para todas las naciones entre las cuales los he arrojado;
19 por cuanto no oyeron mis palabras, dice Jehová, que les envié por mis siervos los profetas, desde temprano y sin cesar; y no habéis escuchado, dice Jehová.”

(Jeremías 35:15) “Y envié a vosotros todos mis siervos los profetas, desde temprano y sin cesar, para deciros: Volveos ahora cada uno de vuestro mal camino, y enmendad vuestras obras, y no vayáis tras dioses ajenos para servirles, y viviréis en la tierra que di a vosotros y a vuestros padres; mas no inclinasteis vuestro oído, ni me oísteis.”

(Daniel 9:5-6) “5 hemos pecado, hemos cometido iniquidad, hemos hecho impíamente, y hemos sido rebeldes, y nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus ordenanzas.
6 No hemos obedecido a tus siervos los profetas, que en tu nombre hablaron a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros padres y a todo el pueblo de la tierra.”

(Daniel 9:10) “10 y no obedecimos a la voz de Jehová nuestro Dios, para andar en sus leyes que él puso delante de nosotros por medio de sus siervos los profetas.”

(Zacarías 1:3-6) “3 Diles, pues: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos a mí, dice Jehová de los ejércitos, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos.
4 No seáis como vuestros padres, a los cuales clamaron los primeros profetas, diciendo: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos ahora de vuestros malos caminos y de vuestras malas obras; y no atendieron, ni me escucharon, dice Jehová.
5 Vuestros padres, ¿dónde están? y los profetas, ¿han de vivir para siempre?
6 Pero mis palabras y mis ordenanzas que mandé a mis siervos los profetas, ¿no alcanzaron a vuestros padres? Por eso volvieron ellos y dijeron: Como Jehová de los ejércitos pensó tratarnos conforme a nuestros caminos, y conforme a nuestras obras, así lo hizo con nosotros.”

“Por eso la sabiduría de Dios también dijo: Les enviaré profetas y apóstoles; y de ellos, a unos matarán y a otros perseguirán,”

(Lucas 11:47-52) Jesús acusa a fariseos y a intérpretes de la ley.
“47 !!Ay de vosotros, que edificáis los sepulcros de los profetas a quienes mataron vuestros padres!
48 De modo que sois testigos y consentidores de los hechos de vuestros padres; porque a la verdad ellos los mataron, y vosotros edificáis sus sepulcros.
49 Por eso la sabiduría de Dios también dijo:
Les enviaré profetas y apóstoles; y de ellos, a unos matarán y a otros perseguirán,
50 para que se demande de esta generación la sangre de todos los profetas que se ha derramado desde la fundación del mundo,
51 desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, que murió entre el altar y el templo; sí, os digo que será demandada de esta generación.
52 !!Ay de vosotros, intérpretes de la ley! porque habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros mismos no entrasteis, y a los que entraban se lo impedisteis.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

“Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros… el Espíritu de Cristo que estaba en ellos.”

(1 Pedro 1:10-11) “10 Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación,11 escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos.”

(Mateo 23:34) “34 Por tanto, he aquí yo os envío profetas y sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad;”

(1 Tesalonicenses 2:14-16) “14 Porque vosotros, hermanos, vinisteis a ser imitadores de las iglesias de Dios en Cristo Jesús que están en Judea; pues habéis padecido de los de vuestra propia nación las mismas cosas que ellas padecieron de los judíos,
15 los cuales mataron al Señor Jesús y a sus propios profetas, y a nosotros nos expulsaron; y no agradan a Dios, y se oponen a todos los hombres, 16 impidiéndonos hablar a los gentiles para que éstos se salven; así colman ellos siempre la medida de sus pecados, pues vino sobre ellos la ira hasta el extremo.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El Espíritu Santo habló por bocas de los profetas.

(2 Samuel 23:2) “2 El Espíritu de Jehová ha hablado por mí, Y su palabra ha estado en mi lengua.”

"el Espíritu Santo habló antes por boca de David acerca de Judas"

(Hechos 1:16) “Varones hermanos, era necesario que se cumpliese la Escritura en que el Espíritu Santo habló antes por boca de David acerca de Judas, que fue guía de los que prendieron a Jesús,”

"habló el Espíritu Santo por medio del profeta Isaías"

(Hechos 28:25-27) "25 Y como no estuviesen de acuerdo entre sí, al retirarse, les dijo Pablo esta palabra: Bien habló el Espíritu Santo por medio del profeta Isaías a nuestros padres, diciendo:
26 Ve a este pueblo, y diles: De oído oiréis, y no entenderéis; Y viendo veréis, y no percibiréis;
27 Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, Y con los oídos oyeron pesadamente, Y sus ojos han cerrado,
Para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos, Y entiendan de corazón, Y se conviertan, Y yo los sane.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"…no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros…"

(Mateo 10:19-20) “19 Mas cuando os entreguen, no os preocupéis por cómo o qué hablaréis; porque en aquella hora os será dado lo que habéis de hablar.
20 Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros.”

(Marcos 13:11) “11 Pero cuando os trajeren para entregaros, no os preocupéis por lo que habéis de decir, ni lo penséis, sino lo que os fuere dado en aquella hora, eso hablad; porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu Santo.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La revelación de los misterios del Evangelio por el Espíritu de Dios.

"…el Espíritu Santo os enseñará en la misma hora lo que debáis decir…"

(Juan 16:13) “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad;
porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.”

(Lucas 12:11-12) “11 Cuando os trajeren a las sinagogas, y ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis por cómo o qué habréis de responder, o qué habréis de decir;
12 porque el Espíritu Santo os enseñará en la misma hora lo que debáis decir”.

(1 Corintios 2:6-7) La revelación por el Espíritu de Dios
"6 Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen.
7 Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria,"

"… mi palabra, mi predicación… fue… con demostración del Espíritu y de poder…"

(1 Corintios 2:4-5) “Pablo dijo: “Y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios”

"…hablamos con palabras… con las que enseña el Espíritu,"

(1 Corintios 2:12-15) “12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, 13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. 14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. 15 En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie.”

"…han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo…"

(1 Pedro 1:12) “A éstos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles.”

"…haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido…"

(Hechos 1:2) “hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido;”

"…el evangelio anunciado por mí es por revelación de Jesucristo…"

(Gálatas 1:11-12) “11 Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre; 12 pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.”

(2 Corintios 2:14,17) “14 Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento.
17 Pues no somos como muchos, que medran falsificando la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo.”

"…evangelio… llegó a vosotros en palabras… en poder en el Espíritu Santo…"

(1 Tesalonicenses 1:5) “pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros.”

(Romanos 15:19) "con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios;
de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo."

"misterio… es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu…"

(Efesios 3:3-6) “3 que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente,
4 leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo,
5 misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres,
como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu:
6 que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio,”

(Efesios 3:10) “para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales,”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Podemos ver que el Espíritu Santo entra en el hombre y habla.

"Y vino sobre mí el Espíritu de Jehová, y me dijo"

(Ezequiel 2:1-2) “1 Me dijo: Hijo de hombre, ponte sobre tus pies, y hablaré contigo. 2 Y luego que me habló, entró el Espíritu en mí y me afirmó sobre mis pies, y oí al que me hablaba.”

(Ezequiel 3:24) “24 Entonces entró el Espíritu en mí y me afirmó sobre mis pies, y me habló, y me dijo: Entra, y enciérrate dentro de tu casa.”

(Ezequiel 11:1-5) Reprensión de los príncipes malvados
“1 El Espíritu me elevó, y me llevó por la puerta oriental de la casa de Jehová, la cual mira hacia el oriente; y he aquí a la entrada de la puerta veinticinco hombres, entre los cuales vi a Jaazanías hijo de Azur y a Pelatías hijo de Benaía, principales del pueblo. 2 Y me dijo: Hijo de hombre, estos son los hombres que maquinan perversidad, y dan en esta ciudad mal consejo; 3 los cuales dicen: No será tan pronto; edifiquemos casas; esta será la olla, y nosotros la carne. 4 Por tanto profetiza contra ellos; profetiza, hijo de hombre.
5 Y vino sobre mí el Espíritu de Jehová, y me dijo: Di: Así ha dicho Jehová: Así habéis hablado, oh casa de Israel, y las cosas que suben a vuestro espíritu, yo las he entendido.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El Espíritu Santo dice… habla…

(1 Timoteo 4:1) “1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;”

(Hechos 8:29) “29 Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro.”

(Hechos 13:2) “Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo:
Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.”

(Hechos 21:11) “11 quien viniendo a vernos, tomó el cinto de Pablo, y atándose los pies y las manos, dijo: Esto dice el Espíritu Santo: Así atarán los judíos en Jerusalén al varón de quien es este cinto, y le entregarán en manos de los gentiles.”

(Hebreos 3:7-8) “7 Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, 8 No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto,”

Anuncios

Publicado el noviembre 6, 2010 en 0.1. EL ESPIRITU SANTO DE DIOS ALTISIMO., D. La revelación por el Espíritu Santo de Dios en boca de hombres. y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: