Archivo del sitio

Teme a Dios, guarda la Ley, guarda los mandamientos, guarda la Palabra de Dios así comprenderás la sabiduría y vivirás eternamente.

Dios Altísimo, por Su naturaleza, es eterno y santo, así también lo es Su Ley que fue hecha para todo el universo.

(Salmos 111:7-8) “7 Las obras de sus manos son verdad y juicio;
Fieles son todos sus mandamientos, 8 Afirmados eternamente y para siempre, Hechos en verdad y en rectitud.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Desde el principio Dios Altísimo espera que nosotros Le obedezcamos y Le amemos.

(Deuteronomio 5:29) "!!Quién diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen y guardasen todos los días todos mis mandamientos,
para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre!"

(Deuteronomio 5:10) "y que hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos."

(Eclesiástico 18:14) "14 Él tiene misericordia con los que aceptan la instrucción y están siempre dispuestos a cumplir sus decretos."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

El que teme al Señor nuestro Dios, Le obedece, se aferra a la Ley y cumple los mandamientos logrará la sabiduría.

(Proverbios 1:7) “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;”

(Proverbios 15:33) “33 El temor de Jehová es enseñanza de sabiduría; Y a la honra precede la humildad.”

(Salmos 111:10) “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;
Buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos; Su loor permanece para siempre.”

"La plenitud de la sabiduría es el temor del Señor", "La raíz de la sabiduría es el temor del Señor"

(Eclesiástico 1:11-21) El temor del Señor, fuente y plenitud de la Sabiduría
“11 El temor del Señor es gloria y motivo de orgullo, es gozo y corona de alegría.
12 El temor del Señor deleita el corazón, da gozo, alegría y larga vida.
13 Todo terminará bien para el que teme al Señor, él será bendecido en el día de su muerte.
14 El principio de la sabiduría es el temor del Señor:
ella es creada junto con los fieles en el seno materno.
15 Anidó entre los hombres para siempre y permanecerá fielmente con su descendencia.
16 La plenitud de la sabiduría es el temor del Señor y ella los embriaga con sus frutos:
17 les colma la casa de bienes preciosos y con sus productos llena sus graneros.
18 La corona de la sabiduría es el temor del Señor: ella hace florecer el bienestar y la buena salud.
19 El Señor la vio y la midió, hizo llover la ciencia y el conocimiento, y exaltó la gloria de los que la poseen.
20 La raíz de la sabiduría es el temor del Señor y sus ramas son una larga vida.
21 El temor del Señor aleja los pecados: el que persevera en él aparta la ira divina.”

(Eclesiástico 1:27) “27 Porque el temor del Señor es sabiduría e instrucción: a él le agradan la fidelidad y la mansedumbre.”

(Eclesiástico 19:20) "20 Toda sabiduría es temor del Señor y toda sabiduría entraña la práctica de la Ley."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Observa y guarda los mandamientos de la Ley eterna y el Señor tu Dios te dará la sabiduría abundantemente.

Condiciones para alcanzar la Sabiduría.

(Eclesiástico 1:26) “26 Si deseas la sabiduría, observa los mandamientos, y el Señor te la dará abundantemente.”

(Eclesiástico 6:37) “37 Examina detenidamente los preceptos del Señor y medita sin cesar sus mandamientos:
él mismo afirmará tu corazón y te dará la sabiduría que deseas.”

(Eclesiástico 15:1) “1 El que teme al Señor hace todo esto y el que se aferra a la Ley logrará la sabiduría.”

(Proverbios 2:1-11, 20-21) Excelencias de la sabiduría
“1 Hijo mío, si recibieres mis palabras, Y mis mandamientos guardares dentro de ti,
2 Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; Si inclinares tu corazón a la prudencia,
3 Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia dieres tu voz; 4 Si como a la plata la buscares, Y la escudriñares como a tesoros,
5 Entonces entenderás el temor de Jehová, Y hallarás el conocimiento de Dios.
6 Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.
7 El provee de sana sabiduría a los rectos; Es escudo a los que caminan rectamente.
8 Es el que guarda las veredas del juicio, Y preserva el camino de sus santos.
9 Entonces entenderás justicia, juicio Y equidad, y todo buen camino.
10 Cuando la sabiduría entrare en tu corazón, Y la ciencia fuere grata a tu alma,
11 La discreción te guardará; Te preservará la inteligencia,
20 Así andarás por el camino de los buenos, Y seguirás las veredas de los justos;
21 Porque los rectos habitarán la tierra, Y los perfectos permanecerán en ella,”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

La promesa del Espíritu Santo de Dios puede ser cumplida sólo si el hombre guarda los mandamientos.

(Deuteronomio 11:11-14) "11 La tierra a la cual pasáis para tomarla es tierra de montes y de vegas, que bebe las aguas de la lluvia del cielo; 12 tierra de la cual Jehová tu Dios cuida; siempre están sobre ella los ojos de Jehová tu Dios, desde el principio del año hasta el fin.
13 Si obedeciereis cuidadosamente a mis mandamientos que yo os prescribo hoy, amando a Jehová vuestro Dios, y sirviéndole con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma, 14 yo daré la lluvia de vuestra tierra a su tiempo, la temprana y la tardía; y recogerás tu grano, tu vino y tu aceite."

(Juan 14:15-17) La promesa del Espíritu Santo.
“15 Si me amáis, guardad mis mandamientos.
16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.”

(Hechos 5:31-32) "31 A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.
32 Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Observa y guarda los mandamientos de la Ley eterna y veras manifestación de Dios Padre y de Dios Hijo Jesucristo por medio del Espíritu Santo.

Dios Padre y el Señor Jesucristo se manifiestan únicamente a los que guardan los mandamientos.

"El que tiene mis mandamientos, y los guarda,… y me manifestaré a él.", "El que me ama, mi palabra guardará;… y vendremos a él, y haremos morada con él."

(Juan 14:21-24) "21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama;
y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.
22 Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?
23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.
24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió."

(Hebreos 5:8-9) "8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;
9 y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen;"

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Observa y guarda los mandamientos de la Ley eterna y permanecerás en Dios y Dios permanecerá en ti.

El que guarda los mandamientos permanece en Dios, y Dios en él.

(1 Juan 3:24) "Y el que guarda sus mandamientos, permanece en Dios, y Dios en él.
Y en esto sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado.”

(1 Juan 2:5) “pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Observa y guarda los mandamientos de la Ley eterna y permanecerás en el amor de Dios.

(Juan 15:10, 12) “Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor;
así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.
12 Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado.”

(Romanos 5:5) “y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Observa y guarda los mandamientos de la Ley eterna y por medio del Espíritu Santo tus oídos serán abiertos y oirás la Santa Palabra de Dios.

(Proverbios 1:23,33) “23 Volveos a mi reprensión;
He aquí yo derramaré mi espíritu sobre vosotros, Y os haré saber mis palabras.
33 Mas el que me oyere, habitará confiadamente Y vivirá tranquilo, sin temor del mal.”

(Marcos 4:24) “24 Les dijo también: Mirad lo que oís; porque con la medida con que medís, os será medido, y aun se os añadirá a vosotros los que oís.”

(Lucas 8:18) “18 Mirad, pues, cómo oís; porque a todo el que tiene, se le dará;
y a todo el que no tiene, aun lo que piensa tener se le quitará.”

(Proverbios 1:5) “Oirá el sabio, y aumentará el saber, Y el entendido adquirirá consejo,”

(Lucas 19:26) “26 Pues yo os digo que a todo el que tiene, se le dará; mas al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará.”

(Mateo 25:29) “29 Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.”

(Mateo 13:10-12) Propósito de las parábolas (Mr. 4.10-12; Lc. 8.9-10)
“10 Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas?
11 El respondiendo, les dijo:
Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado.
12 Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.”

(Juan 5:24) “De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.”

"Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace…"

(Lucas 6:46-49) Los dos cimientos (Mt. 7.24-27)
“46 ¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?
47 Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante.
48 Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca. 49 Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa.”

(Lucas 8:21) “Él entonces respondiendo, les dijo: Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios, y la hacen.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Lucas 11:28) Los que en verdad son bienaventurados.
“Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.”

(Mateo 13:16-17) “16 Pero bienaventurados vuestros ojos, porque ven; y vuestros oídos, porque oyen.
17 Porque de cierto os digo, que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.”

(Lucas 10:23) “23 Y volviéndose a los discípulos, les dijo aparte:
Bienaventurados los ojos que ven lo que vosotros veis;”

(1 Reyes 10:8) "8 Bienaventurados tus hombres, dichosos estos tus siervos, que están continuamente delante de ti, y oyen tu sabiduría."

(2 Crónicas 9:7) "7 Bienaventurados tus hombres, y dichosos estos siervos tuyos que están siempre delante de ti, y oyen tu sabiduría."

(Apocalipsis 1:3) “Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Observa y guarda los mandamientos de la Ley eterna y vivirás.

(Baruc 4:1) “1 La Sabiduría es el libro de los preceptos de Dios, y la Ley que subsiste eternamente:
los que la retienen, alcanzarán la vida, pero los que la abandonan, morirán.”

Porque sólo el que cumple los mandamientos de la Ley Real del Señor Cristo Jesús puede salvar su alma y recibir como recompensa la vida eterna.

(Proverbios 7:2-4) “2 Guarda mis mandamientos y vivirás, Y mi ley como las niñas de tus ojos.
3 Lígalos a tus dedos; Escríbelos en la tabla de tu corazón.
4 Di a la sabiduría: Tú eres mi hermana, Y a la inteligencia llama parienta;”

(Proverbios 4:4) “Y él me enseñaba, y me decía: Retenga tu corazón mis razones,
Guarda mis mandamientos, y vivirás.”

(Proverbios 3:21-22) “21 Hijo mío, no se aparten estas cosas de tus ojos; Guarda la ley y el consejo,
22 Y serán vida a tu alma, Y gracia a tu cuello.”

(Mateo 19:16-17) El joven rico
“16 Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna?
17 El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios.
Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.”

(Juan 8:51) "51 De cierto, de cierto os digo, que el que guarda mi palabra, nunca verá muerte."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

“Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel.”

(Eclesiástico 24:23) La Sabiduría y la Ley
“23 Todo esto es el libro de la Alianza del Dios Altísimo,
la Ley que nos prescribió Moisés como herencia para las asambleas de Jacob."

(Deuteronomio 33:3-4) “3 Aun amó a su pueblo; Todos los consagrados a él estaban en su mano;
Por tanto, ellos siguieron en tus pasos, Recibiendo dirección de ti,
4 Cuando Moisés nos ordenó una ley, Como heredad a la congregación de Jacob.”

(Malaquías 4:1-4) El advenimiento del día de Jehová
“1 Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama.
2 Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación;
y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. 3 Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos.
4 Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel.”

(Isaías 8:16, 18) "16 Ata el testimonio, sella la ley entre mis discípulos.
18 He aquí, yo y los hijos que me dio Jehová somos por señales y presagios en Israel, de parte de Jehová de los ejércitos, que mora en el monte de Sion.”

(Proverbios 3:1) “Hijo mío, no te olvides de mi ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos;”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Estos dos mandamientos de la Ley son más que todos los holocaustos y sacrificios.
De estos dos mandamientos depende toda la Ley y los profetas. No hay otro mandamiento mayor que éstos.

(Marcos 12:29-33) “29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es:
Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es.
30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.
31 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
No hay otro mandamiento mayor que éstos.
32 Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él; 33 y el amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo,
es más que todos los holocaustos y sacrificios”.

(Mateo 22:36-40) El gran mandamiento.
“36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley?
37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento.
39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.”

¡Esto es la Ley y los profetas! Toda la Ley en esta sola palabra se cumple:
Amarás al Señor tu Dios y amaras a tu prójimo como a ti mismo.

(Mateo 7:12) “12 Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos;
porque esto es la ley y los profetas.”

(Lucas 6:31) “31 Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.”

(Tobías 4:15) “15 No hagas a nadie lo que no te agrada a ti.”

(Romanos 13:8-10) “8 No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros;
porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.
9 Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.”

(Gálatas 5:13-15) “13 Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros.
14 Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple:
Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
15 Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros.”

(Gálatas 6:2-3) “2 Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.
3 Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña.”

(Santiago 2:8) “Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura:
Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis;”

(1 Timoteo 1:5) “Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida,”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Esta Ley de amor (la Ley de Cristo) no puede ser abolida sino que solo fue engrandecida.

"…de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová…"

(Miqueas 4:2) “2 Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas; porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.”

(Isaías 2:3) "Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová."

(Isaías 42:18-21) “18 Sordos, oíd, y vosotros, ciegos, mirad para ver.
19 ¿Quién es ciego, sino mi siervo? ¿Quién es sordo, como mi mensajero que envié? ¿Quién es ciego como mi escogido, y ciego como el siervo de Jehová,
20 que ve muchas cosas y no advierte, que abre los oídos y no oye?
21 Jehová se complació por amor de su justicia en magnificar la ley y engrandecerla.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Recompensas por guardar los mandamientos de la Ley Eterna.

(Deuteronomio 28:13) "Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas,"

(Eclesiastés 8:5) “5 El que guarda el mandamiento no experimentará mal;
y el corazón del sabio discierne el tiempo y el juicio."

(Proverbios 19:16) “El que guarda el mandamiento guarda su alma;
Mas el que menosprecia sus caminos morirá.”

(1 Corintios 7:19) “La circuncisión nada es, y la incircuncisión nada es, sino el guardar los mandamientos de Dios.”

(Gálatas 5:6) “6 porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor.”

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Bienaventuranza del que guarda la Ley.

(Proverbios 29:18) "18 Sin profecía el pueblo se desenfrena; Mas el que guarda la ley es bienaventurado."

(Eclesiástico 35:1) “1 Observar la Ley es como presentar muchas ofrendas
y ser fiel a los mandamientos es ofrecer un sacrificio de comunión;"

(Proverbios 19:16) “El que guarda el mandamiento guarda su alma; Mas el que menosprecia sus caminos morirá.”

(Apocalipsis 22:7) “!!He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro”.

(Apocalipsis 14:12) “Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.”

(Proverbios 10:14) “Los sabios guardan la sabiduría; Mas la boca del necio es calamidad cercana.”

(Salmos 119:2) “Bienaventurados los que guardan sus testimonios, Y con todo el corazón le buscan;”

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.